Archivo de la etiqueta: verano

Enfría tu coche en pleno verano sin aire acondicionado.

Un método descubierto por un profesor japonés permite enfriar un coche más de 10 grados sin necesidad de encender el aire acondicionado y en menos de un minuto. ¿Te interesa? Pues es muy sencillo.

¿Quién no ha vuelto de la playa con 40 grados a la sombra para coger el coche y ha tenido que abrir todas las puertas y poner el aire acondicionado a tope? Pues esa desagradable sensación puede haber llegado a su fin gracias a un método inventado por un profesor japonés que permite bajar 10 grados la temperatura del coche en solo un minuto, y más barato que el aire acondicionado.

El método es simple: Con todas las puertas cerradas, se baja la ventanilla del copiloto, después se abre y se cierra cinco veces la puerta del conductor muy rápido –tal como se muestra en el vídeo–. Con este movimiento se consigue extraer el aire caliente del interior del vehículo. Si se quiere mayor efectividad, es bueno repetir el proceso con la ventanilla y puerta contrarias.

Es sencillo de hacer y reduce la temperatura del coche en 10 grados en tan solo un minuto. Merece la pena probarlo antes de emplear la misma táctica de siempre usando el aire acondicionado, ¿verdad?

Fuente : PABLO RECUENCO, http://www.autofacil.es/

Cosas que puede que hagas en verano que te harán pagar una buena multa.

7529050194_06ca1d1938_k

El verano, y más concretamente el período de vacaciones que muchos españoles disfrutan, o disfrutarán durante estos meses de julio y agosto, es una época en la que el objetivo principal es desconectar de la rutina y centrarse en el descanso y el disfrute. Esto está muy bien, pero no hay que caer en la trampa del “estoy de vacaciones” para justificar cualquier cosa. En el terreno que nos ocupa, el de la seguridad vial, hay algunas cosillas que uno puede pensar en hacer en su tiempo de ocio que, si le pillan, pueden resultar en multa y menor saldo de puntos.

Algunas de ellas son cosas inocentes, otras son gamberradas o, por decirlo amablemente, “cosas de la juventud” (qué poco me gusta esa excusa), pero en casi todos los casos la multa no se la salta una rana, y en otros casos solo nos libraremos si, por algún motivo, el agente que nos da el alto tiene un buen día. Veamos las pifias veraniegas que salen bien caras.

 

7869890_f53b6ed2a3_o

    • Llevar a ciento y la madre en el coche

A mí no me parece nada razonable, y mucho menos cómodo, pero puede que alguna vez (y seguro que lo viviste, o al menos lo viste de cerca) se hayan montado siete en un coche, y eso es algo que conlleva multa de 80 euros, pero que puede subir a los 200 euros si se superan las plazas del coche en más del 50%. Lo típico de “venga, montad todos que vamos en un plis-plas” puede salir bastante caro, incluso pagando a escote. Por no hablar de los peligros que… Bueno, eso ya lo sabemos.

Queda muy casual, es fresquito en según qué situaciones, podemos hacerlo por aburrimiento en un atasco… pero es peligroso (por más de un motivo) y nos pueden sancionar, aunque no sea muy habitual si el conductor no está haciendo, además, alguna otra cosa indebida) con 80 euros. Es peor (la situación, no la multa) si llevamos la mano fuera, que solo el codo, pero poco peor.

    • Comer o beber en el coche

A mí, eso de llevar un botellín de agua para saciar la sed en un viaje largo no me parecía tan mal hasta que un día tuve que luchar contra un tapón. Entonces sí que me pareció en cierto modo peligroso liarse con una botella. Comer en el coche, en movimiento me refiero, no solo es incómodo, sino que es sucio. Y todo eso, junto con cualquier cosa que suponga una distracción para el conductor a juicio de un agente (maquillarse, cocinar, leer un libro, hacer punto de cruz) sale a 200 euros y 2 puntos.

    • Conducir con el bañador “na más”

Es el eterno dilema: estoy en la playa tan ricamente y tengo que ir a no sé dónde a por no sé qué cosa que no puede esperar. Pues me voy en bañador. A un servidor le parece incómodo, aunque sobre todo le dé bastante vergüenza hacerlo, pero esto es otro de los temas que un agente puede considerar como sancionable (porque el criterio aquí sí que es bastante subjetivo aunque ya explicamos más o menos por qué). Hasta 200 euros.

    • Conducir con chancletas, o descalzo

Es el mismo caso, prácticamente, que el anterior. Solo que no se restringe a la playa, sino a cualquier lugar en el que haya personas a las que les guste salir a la calle en chancletas, o con calzado no adecuado. En esto estoy más de acuerdo (en multarlo) porque es muy peligroso conducir con calzado inadecuado. Ya sabéis, 200 euros.

    • Parar o estacionar en una playa protegida

Aparte de incívico es algo que está prohibido. Ni un momentito, ni arrebato de amor, ni nada que se nos ocurra.

    • Hacer trompos donde no debes (que es en casi cualquier lugar)

Eso es universalmente punible, y debería detectarse más, sobre todo en polígonos y zonas similares. Si lo juntamos con el alcohol las cosas se pueden complicar mucho, y si practicamos conducción “deportiva” porque somos “fenómenos”, podemos acabar en la cárcel.

    • Acelerar para no dejarse adelantar

Esto no es solo propio del verano, pero sí propio de gente que no se siente cómoda en sociedad, o que conduce solamente para salir de vacaciones. Un clásico dominguero de toda la vida (que no quiero incluir a todos en el mismo saco, ojo). Si circulas a una velocidad relativamente baja y ves que te adelantan, déjales hacer. Acelerar para impedir un adelantamiento es una de las cosas más tontas del Universo. Y aunque merece multa, es muy difícil de detectar.

Estas son algunas de las cosas más peregrinas (o no) que se pueden convertir en una desagradable multa que nos amargue las vacaciones. Seguro que hay más cosas, y seguro que vosotros sois testigo de muchas otras infracciones (digamos, por ejemplo: llevar el equipaje mal colocado; no llevar el cinturón, un clásico; llenar el maletero de agua…). Sea como sea, recordad que, en vacaciones también, el coche es lo que es.

Fuente : http://www.circulaseguro.com/

¿Sale rentable la auto-caravana en vacaciones?

La economía del caracol, ¿sale rentable la autocaravana para las vacaciones?

La economía del caracol, ¿sale rentable la autocaravana para las vacaciones?
Ahora que está llegando el momento de las vacaciones la mayoría de la gente tendrá ya decidido que va a hacer. Pero para aquellos que no estén decididos y quieran huir de las ofertas, que no suelen serlo, de última hora vamos a ver si es posible irnos de veraneo cual caracol con la casa acuestas. Por eso nos preguntamos, ¿sale rentable la autocaravana para las vacaciones?

Aquí nos vamos a centrar en cuestiones económicas, más que en otras de tipo práctico o de experiencias que nos va a facilitar un vehículo de este tipo, con libertad de movimientos, de horarios, de viajar a otro ritmo, de manera que no estamos sujetos a una ubicación en la que debemos estar o tener unas vacaciones con un mayor contacto con la naturaleza. El fin y al cabo se trata de vivir como si estuviéramos de acampada pero llevando muchas de las comodidades de las que disfrutaríamos en un apartamento.

¿Cuánto nos cuestan unas vacaciones en autocaravana?

Vamos a hacer los cálculos para diez días de vacaciones. En principio vamos a alquilar una autocaravana en nuestra localidad de origen, así no tenemos que trasladar costes de desplazamiento hasta el lugar de alquiler. El precio de una autocaravana de 4 a 6 plazas depende del modelo y la temporada, pero vamos a fijarlo más o menos de 140€ al día, algo que no está muy alejado de las ofertas que tenemos en el mercado. Por lo tanto, tendríamos que sumar un coste de 1400€ de alquiler por los diez días de vacaciones.

Pero también tenemos otros costes, como el gasto de combustible. En estos casos son vehículos pesados, con un consumo algo que puede rondar los 12 litros, a los 100 kilómetros recorridos. Si tenemos en cuenta que con un vehículo de estas características nos movemos bastante, ya que el objetivo es viajar de un lado para otro, no sería descabellado que acabáramos nuestros diez días de vacaciones con un mínimo de 3000 kilómetros. Esto nos suponen 360 litros de combustible, que al precio actual de 1,34€, dependiendo de la zona donde viajemos podría suponer algo más o algo menos supondrán unos 480€ de gasto en combustible.

Por último, una cuestión que debemos tener en cuenta es dónde vamos a dormir. La autocaravana no podemos aparcarla en el parking de un supermercado y ponernos a dormir. En principio, sólo podríamos quedarnos en zonas de acampada libre y en todo caso nos tendríamos que buscar un camping donde pasar la noche. La ventaja es que basta con llegar y aparcar, enchufarnos a la corriente eléctrica y disfrutar de los servicios del camping. Aquí los precios varían mucho de una zona a otra, pero podríamos cifrar el coste de el pernoctaje de una autocaravana en tránsito, para cuatro ocupantes y con repostaje de aguas o vaciado depósitos en unos 15€ noche, lo que nos supondría unos 150€ extra.

Con todo esto el coste total nos va a suponer unos 2030€, por lo que si dividimos por persona teniendo en cuenta que hemos calculado para 4 viajeros nos supondrá algo más de 50€ al día entre gastos de desplazamiento y alojamiento, lo que no está nada mal pero tampoco es que sea una oferta irresistible si comparamos con otras opciones. Si subimos la ocupación de la caravana a 6 personas el coste bajará por persona y día a unos 34€.

¿Dónde podemos ahorrar con la autocaravana?
Pues aquí lo cierto es que lo tenemos complicado. El principal gasto es el alquiler del vehículo. Si consideramos los gastos de alojamiento que podemos tener lo cierto es que podemos encontrar alojamientos más económicos, sobre todo si nos vamos a formas alternativas de encontrarlo. En todo caso, si queremos tener una experiencias similar a la nuestra en la autocaravana, es decir, viajar en ruta, en lugar de ir a un sólo lugar, tendríamos que ir reservando alojamientos según nuestra ruta prevista. Dependiendo de la temporada y la zona, lo cierto es que el alojamiento para un sólo día no suele ser el más económico.
Luego tendríamos que restar el desplazamiento. Los kilómetros serían los mismos, pero al realizarlos con un vehículo privado, con menos peso y menos consumo, lo cierto es que aquí nos podríamos ahorrar más de la mitad del coste en combustible. Cuestión aparte es si no disponemos de nuestro propio vehículo y tenemos que alquilar uno, algo que ya encarecería el coste total, aunque siempre sería más económico que el alquiler de la autocaravana.

Donde si nos ayuda mucho la autocaravana es en no tener gastos imprevistos. La libertad de tener toda la logística con nosotros nos evita tener que improvisar y llegar a la playa que está lejos de todo, donde sólo hay un chirinquito y sabes que comer allí no va a ser precisamente barato, y muchas veces, ni siquiera será abundante. Lo mismo si no tenemos habitaciones reservadas para dormir y tenemos que buscar hotel a última hora.

Sin duda, unas vacaciones diferentes
En definitiva no es una opción que nos permita grandes ahorros, pero si tenemos la posibilidad de tener los gastos muy controlados, sin vernos obligados a incumplir el presupuesto de las vacaciones. Yo lo veo como una alternativa para viajeros que quieren recorrer una zona, un país y también tendrían que alquilar un coche para moverse. Es en estos casos cuando llevar todo lo necesario con nosotros nos ayudará a ahorrar bastante dinero y pasar unas vacaciones diferentes a un precio medio razonable.

Fuente : http://www.actibva.com/

¡Y seguimos con los posts de consejos!

Si estás a punto de irte de vacaciones, te recomendamos echar un ojo al coche antes de salir. A continuación te enumeramos los puntos que debes revisar y que te ahorrarán disgustos en tu viaje.

Niveles

Recuerda chequearlos cuando el motor está frío.

Aceite

Revisa la varilla del aceite siguiendo las instrucciones del fabricante. Normalmente debes sacarla, limpiarla con un trapo, volver a introducirla y comprobar hasta donde llega el aceite. El nivel debe estar entre las marcas de máximo y mínimo.

Varilla del aceite

Anticongelante

A pesar de su nombre tiene una tarea muy importante en verano: se encarga de refrigerar el motor y evitar recalentamientos. Normalmente se encuentra en un depósito transparente que permite comprobar el nivel de líquido sin tener que abrir el tapón (debe estar entre las dos marcas dibujadas en el depósito).

Anticongelante

Líquido de frenos

Es un deposito pequeño (suele tener las letras DOT en el tapón). Verifica que se encuentra en los niveles adecuados. En caso de estar por debajo del mínimo, habla con tu taller habitual para que verifique si el circuito tiene alguna pérdida.

Limpiaparabrisas

Rellena el depósito antes de salir, en trayectos largos es habitual que nuestro parabrisas choque contra un buen número de insectos. Te recomendamos que utilices un producto específico para limpiar cristales, te ayudara a desincrustar todo lo que se haya pegado.

Neumáticos

Recuerda que son un elemento clave de tu coche. Lo primero que debes comprobar es el dibujo. Cómo mínimo debe tener 1,6mm profundidad (recomendable 2mm o más). Puedes utilizar una moneda de un euro para comprobarlo, el dibujo tiene que tapar las estrellas de la parte dorada. En caso contrario no te la juegues y pasa por el taller para sustituirlas.

Otro punto importante es la presión de las ruedas. En el marco de la puerta del conductor verás una pegatina con la presión recomendada, elige la adecuada dependendiendo de la carga del vehículo.

Presión de las ruedas

Luces

Antes de salir revisa que todas las luces y pilotos funcionan correctamente.

Ajusta la posición de los faros delanteros en función de la carga que lleves, normalmente suele haber un selector en el salpicadero para modificar la altura (revisa el manual del coche para identificarlo y ver la posición adecuada en función del peso).

Equipaje

Debes distribuir el peso en el maletero de manera homogenea para mantener la estabilidad de tu coche.

La carga debe ir siempre bien sujeta y nunca llenes hasta arriba el maletero, un frenazo puede catapultar un bulto hacia los pasajeros.

Nunca cargues así el maletero de tu coche

GPS

Ya sabes que al volante las distracciones están prohibidas, así que prepara la ruta y el GPS antes de salir. También es recomendable verificar que la ruta es correcta, más de una vez el navegador nos ha preparado un desaguisado.

navegador

Fuente : http://tuitrafico.com/

Revisa los 10 puntos críticos de tu coche para verano.

Las vacaciones estivales ya están aquí. Lo que puede convertirse en ilusión y descanso puede dejar paso a la tristeza y a los nervios, principalmente porque tengamos algún percance con nuestro vehículo a la idea o al regreso. ¿Quieres saber qué partes por las más importantes y que no debes dejar pasar? Acude a un taller autorizado de la marca, los de barrio o a los cada vez más extendidos centros especializados.

1.- Neumáticos

¿Sabías que la profundidad mínima legal que deben tener las ruedas es de 1,6 milímetros? Conducir con ese nivel no quiere decir que sea del todo seguro; nos explicamos: el taco de goma de un neumático ayuda a reducir el consumo de carburante, al confort de marcha (el aire de la cámara hace de amortiguador), a evacuar agua y a frenar en menor distancia. Cuanto más próximo esté de ese límite legal más se comprometerá la seguridad vial. ¿Entiendes ahora que se le dé tanta importancia? No olvides revisar la presión de la de repuesto (si la tienes) ya que puede ser que cuando vayas a utilizarla, esté desinflada.

2.- Batería

Sin duda alguna es la principal causa para quedarte tirado este verano, como bien reflejan diversas asociaciones de automovilistas como RACE o RACC. ¿Cuánto tiempo lleva en el coche? ¿Desde que lo compraste? Suelen durar entre tres y cuatro años dependiendo del uso que se haga al vehículo. Si ha pasado ese tiempo, no está demás que pienses en sustituirla porque de su buen estado depende la vida de todos los componentes eléctricos (luces, radio, iluminación interior…).

3.- Faros y luces

Sabes que llevas una bombilla fundida desde hace tiempo, pero por desgana o por despiste, nunca la sustituyes. Ahora atardece antes, pero en la noche se hace necesario llevar una iluminación correcta. De lo contrario, los agentes pueden sancionarte…

4.- La luna bien limpia

La salida y la puesta del sol son perfectas para disfrutarlas en la montaña, en el campo o en la playa; tres opciones a cada cual mejor. Pero si no te queda otra que conducir durante el alba o el anochecer, es vital que la luna tenga los menos restos de suciedad por fuera (principalmente insectos), sin olvidar que por dentro se acumula polvo y otros restos. Una gamuza y líquido limpia cristales te serán de ayuda.

5.- La suspensión que no rebota

Comprobar que esté en buen estado es tan sencillo como apoyar todo tu peso en la parte delantera y quitarte corriendo; si se producen varias oscilaciones es que es necesario cambiar los amortiguadores (los muelles deberían durar la vida media).

6.- Es hora del aceite

Ese líquido de color negruzco que se controla a través de una pequeña barra es de vital importancia para la vida del motor. Ahora que el bloque va a trabajar a unas temperaturas más extremas  conviene hacer un cambio. Los de larga duración (denominados long life) cada vez ganan más adeptos por dos motivos: a la larga salen más rentables y duplican la distancia total recorrida (de 15.000 a 30.000 kilómetros de media). Y no olvidemos que el aceite también sirve actúa de refrigerante.

7.- Anticongelante también con calor

Efectivamente y muy relacionado con el punto anterior, el denominado anticongelante debería llamarse refrigerante. Él es responsable, junto con otros elementos, de que el propulsor mantenga una temperatura óptima de funcionamiento.

8.- Filtros

Deben estar en perfecto estado: filtro de aceite, filtro del aire, filtro del habitáculo…  Existen ofertas muy interesantes.

9.- ¿Freno o no freno?

Si aprecias que cada vez cuesta más parar tu automóvil es hora de hacer una revisión en profundidad del sistema de frenos, más ahora que puedes necesitarlo para evitar un golpe en las retenciones que se montan a las salidas y a las llegadas de los destinos.

10.- ¡No enfría el aire acondicionado!

Para paliar el asfixiante calor veraniego no hay mejor remedio que el aire fresco de un sistema climatizado, como el que llevan los automóviles. Pero para que funcione correctamente debe haber al menos una cosa en perfectísimo estado: la carga del mismo. Sin esta famosa ‘carga’, por mucho que apretemos la tecla de la nieve (y que activa el compresor de turno) no saldrá frescor.

 

Fuente : http://ww2.autoscout24.es

¿A qué hora es mejor repostar? ¡Descúbrelo aquí!

En los meses muy calurosos, como los de verano, es preferible repostar combustible a primeras horas de la mañana, cuando aún no hace mucho calor. De esa forma, podremos ahorrar algo de combustible.

Imagen

Veamos por qué. El combustible lo pagamos por volumen (litros), pero el consumo en el motor se produce por masa. Y ambas magnitudes, masa y volumen, se relacionan a través de la densidad.

¿Y qué le ocurre a la densidad? Pues que en el caso de líquidos y gases, varía con la temperatura. Por ejemplo, cuando decimos que el agua tiene una densidad de 1 gr/mL, éste es su valor máximo, que se alcanza a 4 oC detemperatura. A partir de esa temperatura, la densidad del agua empieza a disminuir y por ejemplo, a 20 oC, es 0,998 gr/mL.

La gasolina de 95 octanos, tiene una densidad de entre 0,720 y 0,775 gr/mL a 15 oC. A mayor temperatura, su densidad disminuye y por lo tanto, a igual de volumen, que insisto, es lo que pagamos, entra menos masa en el depósito de combustible. Menor masa, significa, menos kilómetros recorridos.

En las gasolineras, el combustible se almacena en grandes tanques subterráneos. Aunque están al aislados térmicamente para evitar que el combustible se caliente (podría llegar a explotar), siempre hay una cierta transmisión de calor desde suelo al tanque y de ahí al combustible. En las horas centrales del día, en las que hace mucho calor, el suelo está más caliente y por ello, puede aumentar algo la temperatura del combustible disminuyendo entonces su densidad. Por eso, siempre mejor repostar a primera hora de la mañana, cuando aún no hace mucho calor, y por lo tanto, el suelo está más frío.

Fuente : http://noticias.motorflash.com

Consejos prácticos para el verano.

Llega el verano, y debido al calor, las averías en nuestros coches son más frecuentes. Para evitarlas, os damos unos cuantos consejos.

Imagen

1. Las altas temperaturas afectan a la vida de las baterías

Si nuestro coche va a quedar inmovilizado durante más de un mes, es mejor que desconectemos la batería y la guardemos en un lugar fresco y seco. Cuando la coloquemos de nuevo, hay que asegurarse de que queda bien sujeta.

También hay que prestar atención a la evaporación rápida de los fluidos de la batería por exceso de temperatura, que lleva a la corrosión en distintas terminales y conexiones. Debemos mantenerlos lo más limpios posibles, sobre todo si vivimos o vamos a una zona costera.

2. Sistema de refrigeración

Es importante asegurarse de que el sistema de refrigeración funciona correctamente y de que el líquido de frenos y el nivel de aceite son los adecuados, ya que el calor puede contribuir a su evaporación y estropear las distintas terminales y conexiones del vehículo.

3. Cuidado con el calor en los neumáticos

Conducir con ruedas poco infladas no solo afecta el comportamiento y frenado del coche, sino que también puede provocar que las gomas se sobrecalienten y se incremente el riesgo de pinchazo o reventón.

4. Vigila la temperatura del motor

La temperatura óptima son 90 grados, si se sobrepasa, parar inmediatamente el motor para prevenir daños en el mismo.

5. Lava el coche de forma regular

Si exponemos el coche al sol durante varias horas al día, podemos utilizar cera con absorbente para rayos ultravioleta, que protege la pintura del coche de los daños causados por el astro rey. Las partes de cuero y vinilo del interior requieren también una limpieza especial para que no envejezcan rápidamente debido a las temperaturas extremas.

Recuerda que si necesitas cualquier tipo de pieza o producto, en Pámpanas somos profesionales del sector. Contáctanos vía telefónica (91 528 32 44), fax (91 527 72), tienda online o tienda física (C/ Embajadores 127, Madrid ).

Fuente : http://www.endado.com/

9 Consejos para ahorrar gasolina durante estas vacaciones.

Reducir el gasto que destinamos a repostar nuestro vehículo depende más de lo que pensamos de nuestra actitud al volante. Durante el verano entrante, la mayoría de los conductores españoles realizarán el que es su desplazamiento más largo del año. Representa una buena ocasión para poner en práctica una serie de medidas que nos ayudarán a ahorrar en combustible y equilibrar nuestro presupuesto para las vacaciones estivales.

Es importante además tener en cuenta que cuanto menos gastemos menos emisiones nocivas liberamos a la atmósfera. De poco sirve que nuestros coches equipen motores cada vez más eficientes si nuestra conducción y nuestros hábitos no lo son.

1. Antes que nada, intentemos llenar nuestro depósito con anterioridad a la fecha de “entrada/salida” de las vacaciones, en las que las compañías de carburantes suelen aplicar siempre alguna subida de precio.

2. Preocupémonos de que nuestro coche esté a punto, con el líquido refrigerante y aceite a su nivel y en condiciones. Un motor mal refrigerado o lubricado gasta siempre más. Asimismo, el filtro de aire, si no está limpio, puede incrementar el consumo de una forma espectacular. En nuestra tienda puedes encontrar un amplio abanico de refrigerantes y lubricantes. Visítanos aquí .

3. La presión de los neumáticos debe ser la correcta, si no es así el motor necesitará hacer más fuerza para vencer su mayor resistencia a la rodadura y por consiguiente gastaremos más carburante. Además los neumáticos se desgastarán más deprisa con lo que tarde o temprano también nos saldrá más caro.

4. Cuidado con el peso. Cargar en exceso el vehículo incide directamente en el consumo total del trayecto. Simplificar el equipaje es siempre posible a la hora de pasar algunos días de playa o montaña. Por otra parte, cualquier elemento que influya en la aerodinámica del vehículo como puedan ser bacas o portabicicletas perjudican de forma muy negativa los consumos. Si no los vamos a utilizar es mejor desmontarlos y dejarlos en casa.

5. No corra. El consumo de combustible crece exponencialmente con la velocidad, y sobre todo por encima de los 90 kilómetros por hora, donde la resistencia del aire ya empieza a ser muy importante. Si nos mantenemos siempre por debajo de las velocidades legales de las actuales limitaciones, a una velocidad de crucero lo más constante posible, gastaremos mucho menos. Recordemos que las velocidades máximas vigentes se establecieron en los años 70 primordialmente para ahorrar combustible a consecuencia de la crisis energética. Llegar media hora después no nos supone ningún inconveniente y nuestro depósito seguirá bastante más lleno.

6. Planifique. Merece la pena antes de realizar el desplazamiento informarse en la página de la DGT del estado de las carreteras, obras o posibilidades de retenciones. Un atasco prolongado con detenciones nos puede costar mucho en combustible y un recorrido alternativo, aunque sea más largo, nos lo puede ahorrar. Utilizar a bordo un dispositivo GPS con información puntual sobre la ruta es un aliado perfecto para no llevarnos desagradables y molestas sorpresas. Las páginas web que ofrecen planificación de rutas con informaciones y recomendaciones de itinerarios serán asimismo de una gran ayuda para elegir la ruta más adecuada.

7. Realice un buen cambio. En el caso de los coches de transmisión manual, cada motor posee un régimen adecuado para que cambiemos de marcha de una forma correcta, sin altibajos en el régimen de revoluciones. Coincide con la zona de par motor máximo y lo podemos notar si nos fijamos cuando al embragar la siguiente relación el coche no se frena ni se acelera. Si nos acostumbramos a llevar el motor siempre en su régimen óptimo, ya estamos ahorrando un montón de combustible a lo largo de los kilómetros.

8. Conduzca con suavidad. Hay factores como el viento o la orografía del terreno que no podemos controlar. Pero nuestra forma de conducir sí, dar acelerones o frenar de forma brusca incrementa el consumo medio en litros cada cien kilómetros. Anticipar las frenadas desacelerando y aprovechar la propia inercia del coche para levantar cuando podamos el pie del acelerador es un hábito que nos ahorrará mucho dinero a medio plazo.

9. Regule bien la climatización. Sobre todo no abra las ventanillas para no provocar un freno aerodinámico devastador para conseguir una buena media. Oriente bien las toberas de aireación para garantizar una buena ventilación y fije una temperatura del aire acondicionado razonable para no pasar calor. Si está demasiado baja, obliga al sistema a trabajar más, robándole potencia al motor y exigiendo así mayor consumo de combustible.

Imagen

Fuente : http://www.eleconomista.es

¡No dejes tu coche al sol en verano!

Parte del encanto del verano, el calor, la playa, la piscina y demás, no nos engañemos, está en la posibilidad de estar bajo una buena sombra, tumbado leyendo un libro o revista, o en una terraza, a ser posible con alguna bebida refrescante.

Imagen

Pues te contamos un secreto: ¡a tu coche también le gusta estar a la sombra! En verano, el interior de un automóvil puede alcanzar temperaturas realmente elevadas, cercanas a los 60 grados centígrados, Por eso es bueno proteger el habitáculo con parasoles y no dejar en el interior objetos potencialmente peligrosos, como plásticos o cualquier otro elemento inflamable.

Además de eso, resulta que la pintura de tu vehículo también sufre mucho bajo el sol implacable de la estación estival. La exposición a la luz solar puede ser la responsable del desgaste en la pintura de tu coche. ¿Los culpables? Los rayos ultravioletas, que pueden llegar a blanquear la carrocería. Sobre todo, evita dejar que el coche se seque al sol después de haberlo lavado, pues la sal tiene un efecto corrosivo sobre la pintura de la chapa.

Así que, por muy tentadora o evocadora que te resulte la imagen superior, ¡No es una buena idea! Ya lo sabes: en verano, protección solar para ti, ¡y también para tu coche!

Fuente : http://blog.certifiedfirst.es/