Archivo de la etiqueta: vacaciones

¿Sale rentable la auto-caravana en vacaciones?

La economía del caracol, ¿sale rentable la autocaravana para las vacaciones?

La economía del caracol, ¿sale rentable la autocaravana para las vacaciones?
Ahora que está llegando el momento de las vacaciones la mayoría de la gente tendrá ya decidido que va a hacer. Pero para aquellos que no estén decididos y quieran huir de las ofertas, que no suelen serlo, de última hora vamos a ver si es posible irnos de veraneo cual caracol con la casa acuestas. Por eso nos preguntamos, ¿sale rentable la autocaravana para las vacaciones?

Aquí nos vamos a centrar en cuestiones económicas, más que en otras de tipo práctico o de experiencias que nos va a facilitar un vehículo de este tipo, con libertad de movimientos, de horarios, de viajar a otro ritmo, de manera que no estamos sujetos a una ubicación en la que debemos estar o tener unas vacaciones con un mayor contacto con la naturaleza. El fin y al cabo se trata de vivir como si estuviéramos de acampada pero llevando muchas de las comodidades de las que disfrutaríamos en un apartamento.

¿Cuánto nos cuestan unas vacaciones en autocaravana?

Vamos a hacer los cálculos para diez días de vacaciones. En principio vamos a alquilar una autocaravana en nuestra localidad de origen, así no tenemos que trasladar costes de desplazamiento hasta el lugar de alquiler. El precio de una autocaravana de 4 a 6 plazas depende del modelo y la temporada, pero vamos a fijarlo más o menos de 140€ al día, algo que no está muy alejado de las ofertas que tenemos en el mercado. Por lo tanto, tendríamos que sumar un coste de 1400€ de alquiler por los diez días de vacaciones.

Pero también tenemos otros costes, como el gasto de combustible. En estos casos son vehículos pesados, con un consumo algo que puede rondar los 12 litros, a los 100 kilómetros recorridos. Si tenemos en cuenta que con un vehículo de estas características nos movemos bastante, ya que el objetivo es viajar de un lado para otro, no sería descabellado que acabáramos nuestros diez días de vacaciones con un mínimo de 3000 kilómetros. Esto nos suponen 360 litros de combustible, que al precio actual de 1,34€, dependiendo de la zona donde viajemos podría suponer algo más o algo menos supondrán unos 480€ de gasto en combustible.

Por último, una cuestión que debemos tener en cuenta es dónde vamos a dormir. La autocaravana no podemos aparcarla en el parking de un supermercado y ponernos a dormir. En principio, sólo podríamos quedarnos en zonas de acampada libre y en todo caso nos tendríamos que buscar un camping donde pasar la noche. La ventaja es que basta con llegar y aparcar, enchufarnos a la corriente eléctrica y disfrutar de los servicios del camping. Aquí los precios varían mucho de una zona a otra, pero podríamos cifrar el coste de el pernoctaje de una autocaravana en tránsito, para cuatro ocupantes y con repostaje de aguas o vaciado depósitos en unos 15€ noche, lo que nos supondría unos 150€ extra.

Con todo esto el coste total nos va a suponer unos 2030€, por lo que si dividimos por persona teniendo en cuenta que hemos calculado para 4 viajeros nos supondrá algo más de 50€ al día entre gastos de desplazamiento y alojamiento, lo que no está nada mal pero tampoco es que sea una oferta irresistible si comparamos con otras opciones. Si subimos la ocupación de la caravana a 6 personas el coste bajará por persona y día a unos 34€.

¿Dónde podemos ahorrar con la autocaravana?
Pues aquí lo cierto es que lo tenemos complicado. El principal gasto es el alquiler del vehículo. Si consideramos los gastos de alojamiento que podemos tener lo cierto es que podemos encontrar alojamientos más económicos, sobre todo si nos vamos a formas alternativas de encontrarlo. En todo caso, si queremos tener una experiencias similar a la nuestra en la autocaravana, es decir, viajar en ruta, en lugar de ir a un sólo lugar, tendríamos que ir reservando alojamientos según nuestra ruta prevista. Dependiendo de la temporada y la zona, lo cierto es que el alojamiento para un sólo día no suele ser el más económico.
Luego tendríamos que restar el desplazamiento. Los kilómetros serían los mismos, pero al realizarlos con un vehículo privado, con menos peso y menos consumo, lo cierto es que aquí nos podríamos ahorrar más de la mitad del coste en combustible. Cuestión aparte es si no disponemos de nuestro propio vehículo y tenemos que alquilar uno, algo que ya encarecería el coste total, aunque siempre sería más económico que el alquiler de la autocaravana.

Donde si nos ayuda mucho la autocaravana es en no tener gastos imprevistos. La libertad de tener toda la logística con nosotros nos evita tener que improvisar y llegar a la playa que está lejos de todo, donde sólo hay un chirinquito y sabes que comer allí no va a ser precisamente barato, y muchas veces, ni siquiera será abundante. Lo mismo si no tenemos habitaciones reservadas para dormir y tenemos que buscar hotel a última hora.

Sin duda, unas vacaciones diferentes
En definitiva no es una opción que nos permita grandes ahorros, pero si tenemos la posibilidad de tener los gastos muy controlados, sin vernos obligados a incumplir el presupuesto de las vacaciones. Yo lo veo como una alternativa para viajeros que quieren recorrer una zona, un país y también tendrían que alquilar un coche para moverse. Es en estos casos cuando llevar todo lo necesario con nosotros nos ayudará a ahorrar bastante dinero y pasar unas vacaciones diferentes a un precio medio razonable.

Fuente : http://www.actibva.com/

Consejos para viajar con perros y mascotas en tu coche

Tanto en vacaciones como en otros desplazamientos, las personas que tienen mascotas como perros o gatos necesitan transportarlas en su vehículo. Viajar con un perro en el coche puede suponer un peligro si no se utilizan las medidas de seguridad adecuadas y no se tienen en cuenta ciertas consideraciones.

 

Además, no existe una ley que indique con exactitud cómo transportar de manera correcta a un perro, gato u otra mascota en un vehículo, ya que según la legislación en este sentido los animales de compañía se consideran “carga”. El Reglamento General de Circulación explica: “la carga transportada en el vehículo, así como los accesorios que se utilicen para su protección, deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos, de tal forma que no puedan: a) arrastrar, caer o desplazarse peligrosamente; b) comprometer la estabilidad del vehículo”.

 

Te damos una serie de consejos y puntos a recordar a la hora de viajar con perros o mascotas en tu coche, y después señalaremos cuáles son los dispositivos de transporte que se pueden emplear para que nuestros amigos animales no comprometan la seguridad de ninguno de los pasajeros del vehículo, incluidos ellos mismos.

  • Las mascotas también tienen su propio equipaje: es importante hacer sentir a la mascota cómoda allá donde vaya, y si vais a emprender un largo viaje no olvides su comida, su agua (importantísimo cuidar su hidratación), sus juguetes, su cepillo, su cama y manta, sus medicamentos específicos si fuera necesario, y su documentación.
  • Jamás dejes que vaya con la cabeza fuera de la ventanilla: puede que hasta veamos normal o gracioso que el perro asome la cabeza fuera del vehículo, pero es muy peligroso. Además de ser muy inseguro para todos los pasajeros, puede distraer el conductor, y el perro puede hacerse daño si choca con algo (la rama de un árbol, por ejemplo) o dañarse los ojos por efecto del viento y acabar padeciendo otitis o conjuntivitis.
  • Los animales también se marean, se ponen nerviosos… Si vas a realizar un viaje largo y tu mascota no está acostumbrada al coche, es recomendable ir familiarizándola con esta nueva situación poquito a poco. Perros y gatos pueden ponerse nerviosos o marearse por el movimiento del vehículo o al verse encerrados. Existen pastillas para el mareo específicas para las mascotas.

 

viajar-con-perros-1

 

  • Para a descansar cada 2 horas: al igual que los pasajeros, las mascotas también necesitan descansar de los viajes en coche, estirarse, pasear un rato… Aprovecha para darle de beber en agua en las paradas, y recuerda que tu mascota haya hecho sus necesidades antes del viaje.
  • Nunca dejes a tu mascota sola encerrada en el coche, y menos en verano: aunque dejes el vehículo estacionado a la sombra durante escasos minutos, un golpe de calor podría ser fatal. Si no te queda más remedio, deja la ventanilla abierta para que tenga ventilación y no tardes en volver.
  • Protege tu tapicería: según el tipo de dispositivo de transporte que uses, necesitarás cuidar la tapicería del coche de los animales, que suelen soltar mucho pelo o pueden arañarla. Cepilla a tu perro o gato antes del viaje, y prevén manchas y pelaje pegado en la tapicería cubriéndola con fundas, mantas, canastos…

¿Cómo transportar a mi mascota de modo seguro?

Según el tipo y tamaño de la mascota, el número de mascotas que tienes o la frecuencia con la que necesitas viajar con ellas, tienes a tu disposición diversos dispositivos de transporte. Lo que nunca debes hacer es llevar al animal suelto en el coche, porque distrae al conductor, puede molestarle o impedirle conducir con normalidad, y supone un peligro para todos los ocupantes del vehículo en caso de frenazo brusco o colisión. Y nunca pongas a tu perro moviendo la cabeza sobre la bandeja del maletero, ya que limita la visibilidad.

 

El transportín es quizás el método más conocido, y uno de los más seguros a la hora de transportar a tu mascota. Para gatos o perros de tamaño pequeño, se recomienda ubicar la cesta el transportín o en el suelo, detrás de los asientos delanteros. No lo ubiques con un cinturón de seguridad a menos que puedas fijarlo con algún método de anclaje, porque en caso de accidente el transportín podría romperse y la mascota salir despedida. Para animales más grandes como otros perros, el transportín será mayor y debe ubicarse en el maletero en posición transversal y lo más cerca posible del respaldo de los asientos.

 

Viajar-con-perros-2

 

Los arneses de seguridad o correas de cinturón para perros permiten sujetar a las mascotas con la ayuda del cinturón de seguridad o los anclajes Isofix. Existen distintas correas según el peso de la mascota. Es importante tener en cuenta la longitud del cinturón de seguridad del asiento y no fijar a la mascota solamente enganchando una correa a su collar: usa también un arnés de seguridad para que nadie sufra ninguna lesión en caso de frenazo o colisión.

Otra opción es instalar una red o rejilla de separación, o barreras protectoras de metal (fijas o telescópicas) que dividen el maletero del resto del habitáculo del vehículo, o marcar una separación entre los asientos delanteros y la parte trasera. Ten en cuenta que estos sistemas requieren montaje. Y por último, si tienes varios perros una opción recomendable es la jaula-remolque. Recuerda siempre que la seguridad de tu mascota es la seguridad de todos los pasajeros.

 

Fuente : http://blog.europcar.es/

9 Consejos para ahorrar gasolina durante estas vacaciones.

Reducir el gasto que destinamos a repostar nuestro vehículo depende más de lo que pensamos de nuestra actitud al volante. Durante el verano entrante, la mayoría de los conductores españoles realizarán el que es su desplazamiento más largo del año. Representa una buena ocasión para poner en práctica una serie de medidas que nos ayudarán a ahorrar en combustible y equilibrar nuestro presupuesto para las vacaciones estivales.

Es importante además tener en cuenta que cuanto menos gastemos menos emisiones nocivas liberamos a la atmósfera. De poco sirve que nuestros coches equipen motores cada vez más eficientes si nuestra conducción y nuestros hábitos no lo son.

1. Antes que nada, intentemos llenar nuestro depósito con anterioridad a la fecha de “entrada/salida” de las vacaciones, en las que las compañías de carburantes suelen aplicar siempre alguna subida de precio.

2. Preocupémonos de que nuestro coche esté a punto, con el líquido refrigerante y aceite a su nivel y en condiciones. Un motor mal refrigerado o lubricado gasta siempre más. Asimismo, el filtro de aire, si no está limpio, puede incrementar el consumo de una forma espectacular. En nuestra tienda puedes encontrar un amplio abanico de refrigerantes y lubricantes. Visítanos aquí .

3. La presión de los neumáticos debe ser la correcta, si no es así el motor necesitará hacer más fuerza para vencer su mayor resistencia a la rodadura y por consiguiente gastaremos más carburante. Además los neumáticos se desgastarán más deprisa con lo que tarde o temprano también nos saldrá más caro.

4. Cuidado con el peso. Cargar en exceso el vehículo incide directamente en el consumo total del trayecto. Simplificar el equipaje es siempre posible a la hora de pasar algunos días de playa o montaña. Por otra parte, cualquier elemento que influya en la aerodinámica del vehículo como puedan ser bacas o portabicicletas perjudican de forma muy negativa los consumos. Si no los vamos a utilizar es mejor desmontarlos y dejarlos en casa.

5. No corra. El consumo de combustible crece exponencialmente con la velocidad, y sobre todo por encima de los 90 kilómetros por hora, donde la resistencia del aire ya empieza a ser muy importante. Si nos mantenemos siempre por debajo de las velocidades legales de las actuales limitaciones, a una velocidad de crucero lo más constante posible, gastaremos mucho menos. Recordemos que las velocidades máximas vigentes se establecieron en los años 70 primordialmente para ahorrar combustible a consecuencia de la crisis energética. Llegar media hora después no nos supone ningún inconveniente y nuestro depósito seguirá bastante más lleno.

6. Planifique. Merece la pena antes de realizar el desplazamiento informarse en la página de la DGT del estado de las carreteras, obras o posibilidades de retenciones. Un atasco prolongado con detenciones nos puede costar mucho en combustible y un recorrido alternativo, aunque sea más largo, nos lo puede ahorrar. Utilizar a bordo un dispositivo GPS con información puntual sobre la ruta es un aliado perfecto para no llevarnos desagradables y molestas sorpresas. Las páginas web que ofrecen planificación de rutas con informaciones y recomendaciones de itinerarios serán asimismo de una gran ayuda para elegir la ruta más adecuada.

7. Realice un buen cambio. En el caso de los coches de transmisión manual, cada motor posee un régimen adecuado para que cambiemos de marcha de una forma correcta, sin altibajos en el régimen de revoluciones. Coincide con la zona de par motor máximo y lo podemos notar si nos fijamos cuando al embragar la siguiente relación el coche no se frena ni se acelera. Si nos acostumbramos a llevar el motor siempre en su régimen óptimo, ya estamos ahorrando un montón de combustible a lo largo de los kilómetros.

8. Conduzca con suavidad. Hay factores como el viento o la orografía del terreno que no podemos controlar. Pero nuestra forma de conducir sí, dar acelerones o frenar de forma brusca incrementa el consumo medio en litros cada cien kilómetros. Anticipar las frenadas desacelerando y aprovechar la propia inercia del coche para levantar cuando podamos el pie del acelerador es un hábito que nos ahorrará mucho dinero a medio plazo.

9. Regule bien la climatización. Sobre todo no abra las ventanillas para no provocar un freno aerodinámico devastador para conseguir una buena media. Oriente bien las toberas de aireación para garantizar una buena ventilación y fije una temperatura del aire acondicionado razonable para no pasar calor. Si está demasiado baja, obliga al sistema a trabajar más, robándole potencia al motor y exigiendo así mayor consumo de combustible.

Imagen

Fuente : http://www.eleconomista.es