Archivo de la etiqueta: radares

¿Multas y radares? Te sorprenderá leer lo siguiente…

Cataluña vuelve a ser la comunidad donde más se recauda por multas de exceso de velocidad, al alcanzar una concentración de radares fijos de 18,18 por cada 1.000 kilómetros de vía (18,02 en 2013) y el 25,6% de todos los dispositivos desplegados en la red de carreteras. Según un informe de la compañía de defensa del conductor Dvuelta, sólo las carreteras de la provincia de Barcelona acaparan más del 12% del total nacional, mientras que Cataluña casi cuadriplica la media nacional de radares por 1.000 km de vía, de 5,09.

Junto con el País Vasco (6,7% del total de radares y 13,53 por 1.000 km), ambas Comunidades Autónomas, suman más del 31% de todos los radares. El País Vasco ocupa el segundo puesto del ranking de radares por 1.000 km de vía, seguida se Madrid Baleares, con un ratio algo inferior a 10.

“Se da la circunstancia de que es en las dos Comunidades Autónomas en las que están transferidas las competencias en materia de tráfico (Cataluña y País Vasco) donde mayor es la presión sancionadora, sin que los datos de siniestralidad se correspondan con tal presión, puesto que sus índices son peores que los del conjunto de todo el país”, informan desde la compañía.

Más radares en Asturias

Por su parte, Asturias ha visto en el último año como crece el número de radares de manera notable. Ha pasado de 15 a 24 radares, ascendiendo en el ranking sancionador desde la posición 12 hasta la sexta, con una media de 5,83 radares por 1.000 Km. de vía.

Por la parte baja de la tabla se sitúan Castilla León (ratio de 2,45), Extremadura (2,18) y Navarra, con sólo cuatro radares en total y uno por 1.000 km de vía.

En términos absolutos, también es Cataluña la Comunidad que lidera el ranking, con 217 radares, muy por encima de los 128 de Andalucía, los 80 de Castilla y León o los 64 de la Comunidad Valenciana.

Listado completo de radares en España. Fuente: Dvuelta.

 

Fuente : http://www.eurotaller.com/

Los radares de la DGT no aplican correctamente el margen de error.

La DGT no estaría aplicando en sus cinemómetros –radares– los márgenes de error que marca la ley, lo cual iría en perjuiciio del conductor que ve aumentada la gravedad de sus infracciones.

FÓRMULAMOTO.ES
Un conductor fue sancionado por comisión de una infracción grave por circular con exceso de velocidad en una carretera sevillana y le fue impuesta una multa de 300 euros con pérdida de dos puntos de su carnet de conducir al ser detectado por un radar móvil a 153 km/h en una vía cuya limitación era de 120 km/h.

Para los abogados de este conductor, la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla no indica en su denuncia la realidad de los hechos, al no haber prueba de la velocidad real a la que circulaba el conductor, pues no se ha acreditado que Tráfico aplicase los márgenes de error estipulados en la norma ITC 3123/2010. De haberlo hecho se habría reducido la multa económica de 300 a 100 euros y no se habría aplicado detracción de puntos, según el cuadro de sanciones del anexo IV de la Ley de Seguridad Vial.

Multayuda recurrió la multa, llegando incluso a los tribunales, y así el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 11 de Madrid les otorga la razón al considerar que se debe computar el margen normativo de error en los radares y comprobar la sumisión estricta de los utilizados a la normativa metrológica ITC/3123/2010. La doctrina de los Tribunales entiende que el margen de error se aplica a la velocidad detectada por el cinemómetro y han de incluirse en el atestado inicial o en ampliación posterior. Cuando hay imposibilidad de aportarlos o no sea posible su cálculo preciso se utilizará el máximo porcentaje contemplado en la norma.

La DGT aplica la Norma UNE 26444, que no es otra cosa que una recomendación técnica elaborada por AENOR y que establece los márgenes de error para la medición de velocidad de los radares. Se elaboró en 1992 y se definen las especificaciones técnicas, condiciones de funcionamiento, así como los errores máximos tolerados en los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de los vehículos. Los márgenes de error recogidos en esta norma son inferiores a los de la normativa actual vigente y a la que debería acogerse tráfico a la hora de establecer sanciones por exceso de velocidad.

La Orden ITC/3123/2010, de 26 de noviembre, es la que regula el control metrológico de los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de vehículos a motor y establece que el error tolerado en los radares móviles, como el del caso que nos ocupa, es de 7 km/h para velocidades inferiores a 100 km/h, o del 7% si se trata de velocidades iguales o superiores a los 100 km/h.

De aplicarse este margen de error a este caso concreto, y siguiendo el Anexo IV de la Ley de Seguridad Vial en el que aparece el cuadro de sanciones y puntos por excesos de velocidad captados por cinemómetro se debería haber aplicado la multa económica correspondiente a sanción grave entre 121 y 150 km/h, es decir, 100 euros sin pérdida de puntos. Así lo dicta el juez en la sentencia 30/2014.

Según señala Multayuda, esta es una práctica muy habitual en la Dirección General de Tráfico, la no aplicación correcta de los márgenes de error, pues estos son más beneficiosos para los ciudadanos en la norma ITC 3123/2010 que en la UNE 26444

 

Fuente : http://www.formulamoto.es/

Los radares podrían detectar si portamos alcohol en el coche

Imagen

Los radares son una fuente inagotable de sorpresas. Los radares nos controlan desde el aire y en España ya se han instalado radares capaces de controlar la velocidad de los coches en varios carriles al mismo tiempo. También son capaces de verificar qué coches circulan sin haber pasado la ITV y hemos conocido estos últimos años investigacioens de radares que controlan el estado de las ruedas y otros capaces de detectar hasta si los ocupantes del coche llevan puesto el cinturón. Pero hasta ahora no sabíamos que podrían detectar vapores de alcohol a distancia.

La idea parece una locura pero, de igual modo que se pueden detectar explosivos o sustancias peligrosas, el ingenio humano ha discurrido cómo saber si en un coche hay alcohol. Fueron los rusos quienes empezaron con el desarrollo de la idea y han sido los científicos del Instituto de Optoelectrónica de la Universidad Militar de tecnología de Varsovia los primeros en poder ponerlo en práctica.

Han conseguido hacerlo sin tener que utilizar sistemas de detección demasiado complejos. Tan sólo sería necesario lanzar un láser a través de las ventanillas del vehículo. El posterior análisis de la luz reflejada (que no es peligrosa ni para los policías ni para los ocupantes del coche, según argumentan), determina si en el interior del coche hay vapores de alcohol.

No sería demasiado difícil de implementar, ya que tan sólo se precisa un emisor de rayos láser que esté perpendicular a la vía, de forma que pueda lanzarse el rayo a través de las ventanillas laterales del vehículo. El láser se refleja en un espejo al otro lado de la carretera y después de atravesar de nuevo el coche es recogid o por un foto-detector. Los datos son analizados por un ordenador… y parece que si hay vapores de alcohol, los rayos de luz se alteran y desvían… No solamente podría saberse si existe alcohol, sino incluso en qué cantidad.

Sabemos lo que estás pensando. Este rayo detecta si hay alcohol en el vehículo, pero puede que el conductor no haya bebido. CIerto. Lo que pretende el sistema es no tener que detener a los vehículos para pruebas de alcoholemia si no se tiene un indicio de que se percibe alcohol dentro del habitáculo. Sería más complicado que pagasen justos por pecadores y perder tiempo y recursos realizando controles de alcoholemia indiscriminados.

El proyecto todavía está en desarrollo y ahora los científicos dilucidan qué ocurre si el aire acondicionado o el sistema de ventiliación va activado (parece que no renueva el aire suficientemente rápido) o qué ocurriría si se circula con las ventanillas (en el este de Europa no es tan frecuente como aquí). También deberán homologar todos los componentes, pero parece que a medio plazo, los agentes podrían contar con nuevo arma para desterrar al alcohol de las carreteras.

Fuente: http://noticias.coches.com/

El margen de error de los radares, en entredicho.

Imagen

La DGT podría no estar aplicando bien el margen de error de los radares, según el equipo de abogados Multayuda. Al parecer, estaría aplicando una norma elaborada en el año 1992 y no la normativa actual vigente, más beneficiosa para el conductor.

Parece ser que la norma UNE 26444, elaborada en 1992, está siendo el punto de referencia de la DGT a la hora de aplicar el margen de error de los radares, según el equipo de abogados Multayuda. De esta forma, se entendería que el margen de error de los radares esté mal aplicado, ya que la normativa actual vigente es otra.

Se trata de la Orden ITC/3123/2010, de 26 de noviembre, que establece que el error tolerado en los radares móviles es de 7 km/h para velocidades inferiores a 100 km/h, o del 7% si se trata de velocidades iguales o superiores a los 100 km/h. Recientemente, AEA denunciaba radares duplicados y fallos en la medición.

Precisamente por esto, Multayuda ha recurrido una multa a un conductor sancionado por cometer una infracción grave por circular con exceso de velocidad en una carretera sevillana. Fue detectado por el radar a 153 km/h en una vía de 120 km/h, y tuvo una sanción de 300 euros y pérdida de dos puntos.

Según este despacho de abogados, la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla no habría indicado la realidad de los hechos, al no haber prueba de la velocidad real a la que circulaba, ya que no se ha acreditado que Tráfico haya aplicado la norma ITC 3123/2010. De esta forma, el margen de error del radar estaría mal aplicado.

La norma ITC 3123/2010 es más beneficiosa para el conductor y de aplicarse correctamente, reduciría las cuantías, la gravedad de las multas y los conductores no perderían tantos puntos. Incluso cabe la posibilidad de que se evite la pena de cárcel.

Si el margen de error del radar se hubiera aplicado correctamente, en este caso el conductor sevillano habría recibido una multa de 100 euros y no 300 y no habría perdido puntos, según el cuadro de sanciones y puntos por exceso de velocidad captados por cinemómetro del anexo IV de la Ley de Seguridad Vial (multa por sanción grave entre 121 km/h y 150 km/h).

Multayuda ha recurrido la multa, llegando incluso a los tribunales, y el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 11 de Madrid les ha otorgado la razón al considerar que se debe computar el margen normativo de error en los radares y comprobar la sumisión estricta de los utilizados a la normativa metrológica ITC/3123/2010.

Eso sí, la doctrina de los Tribunales entiende que el margen de error en los radares se aplica a la velocidad detectada por el cinemómetro y han de incluirse en el atestado inicial o en ampliación posterior. Cuando hay imposibilidad de aportarlos o no sea posible su cálculo preciso se utilizará el máximo porcentaje contemplado en la norma.

Fuente: http://www.autobild.es/