Archivo de la etiqueta: multa

MULTARADAR C, El nuevo “super radar” que se va implantar en España.

multaradar_c www.pampanas.es

multaradar_c www.pampanas.es

Este nuevo super radar no va a sembrar el terror entre los infractores por lo bien que los va a ´retratar´, sino más bien porque no se va a poder escapar ni uno solo. El Multaradar C puede llegar a controlar hasta nueve carriles, y aunque en España solo se ha homologado para vigilar hasta seis, es capaz de hacerlo en los dos sentidos de la circulación.

Como lo oyes, si hay dos o incluso tres vehículos superando el límite de velocidad, dos circulando en un sentido y otro, por el contrario, los tres serán detectados, identificados y, posteriormente, sancionados por este super radar. Este cinemómetro es bastante más caro que un radar convencional, sin embargo, las autoridades ya se han dado cuenta que su sobreprecio podrá compensarse rápidamente con las multas por exceso de velocidad que antes se ‘escapaban’ y de las que ahora no va a poder librarse nadie.

Además, de generalizarse esta tecnología de super radar, probablemente también tendría un efecto a medio plazo en todo el sistema de gestión de multas, puesto que muchos de los recursos que hasta ahora prosperaban, van a poder ser rechazados de manera casi expeditiva. Para no ponérselo fácil, solo habrá una técnica posible: no correr más de la cuenta.

Desde PAMPANAS os deseamos un buen jueves!!

Fuente: todoradares.com /  motorpasion.com                            Elaborado por GonzaloSB

Anuncios

Consejos para recurrir una multa

La notificación de una multa en nuestro domicilio nunca es motivo de alegría, por ello vamos a repasar las distintas opciones que tenemos para librarnos de su pago.

La Ley General de Tráfico nos indica que disponemos de 20 días naturales desde la notificación, en caso de no querer pagar, y optar por recurrir. Es el mismo plazo que disponemos para pagar y aprovechar el descuento por pronto pago del 50%. Por ejemplo en casos en que la multa sea de 100 € si optamos por ‘beneficiarnos’ de la rebaja solo pagaremos 50 €. Pero aún en casos como estos podemos librarnos de pagar si tomamos una serie de medidas.

guardia-civil-multando

Lo primero que debemos realizar es repasar de arriba a abajo todos los datos de la multa en busca de algún posible error de forma. En esta primera inspección, revisa todos tus datos personales (DNI, nombre y apellidos) y la correcta identificación del vehículo (marca, modelo y matrícula). Esto es importante puesto si se observa una fallo en uno de estos datos, la multa tiene un defecto de forma que puedes recurrir y evitar pagar. En el caso de que la multa genere pérdida de puntos, debemos revisar si se nos avisa de este detalle ya que si no es así también podremos recurrir.

Otra opción es que la multa prescriba, la Administración debe excederse en el tiempo de notificación. En el caso de las leves es de 3 meses, en el de graves y muy graves 6 meses.

Sin embargo, alegar que no has recibido la multa no te exime de responsabilidad ya que tras el segundo intento de notificación, la DGT la considerará notificada al ser publicada en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico.

No pagar en plazo te supondrá un recargo adicional. Una vez finalizado el plazo voluntario de pago se iniciará el periodo ejecutivo.
En este caso se aplica un recargo de 5% y ya no existe posibilidad de reducción de sanciones.
Si tampoco abonamos en este plazo, recibiremos una providencia de apremio de la Agencia Tributaria aplicando un recargo reducido del 10% sobre el importe de la multa.
Si tampoco pagamos se aplicará el recargo ordinario del 20% sobre el importe de la multa.

En el caso de no pagar en este último plazo, la AEAT, dictará una nueva providencia de apremio para el embargo de las cuentas bancarias.

Si no existiese dinero en la cuenta se aplicará el siguiente orden de embargo:

1. Dinero en efectivo o depositado en entidades de crédito.
2. Derechos y valores realizables a corto plazo. Aquellos que pueden realizarse en plazo no superior a seis meses.
3. Sueldos, salarios y pensiones.
4. Bienes inmuebles.
5. Intereses, rentas y frutos de toda especie.
6. Establecimientos mercantiles e industriales.
7. Metales preciosos, joyería, orfebrería, antigüedades y piedra fina.
8. Bienes muebles y semovientes.
9. Derechos y valores realizables a largo plazo.

En el caso de que la multa sea, por ejemplo, de velocidad podremos pedir pruebas de que ha sido detectada por un medio fiable y homologado. Los aparatos de detección deberán de ser sometidos a sus preceptivos controles metrológicos.
También si has sido multado por saltarse un semáforo y has sido cazado por una cámara, deberás asegurarte de que la matricula de tu vehículo es perfectamente legible, el semáforo no está en ámbar, así como solicitar un informe del correcto funcionamiento de la cámara.

Esperamos que estos consejos sean de ayuda.

Fuente: elaboración propia @23MarioMD

Cosas que puede que hagas en verano que te harán pagar una buena multa.

7529050194_06ca1d1938_k

El verano, y más concretamente el período de vacaciones que muchos españoles disfrutan, o disfrutarán durante estos meses de julio y agosto, es una época en la que el objetivo principal es desconectar de la rutina y centrarse en el descanso y el disfrute. Esto está muy bien, pero no hay que caer en la trampa del “estoy de vacaciones” para justificar cualquier cosa. En el terreno que nos ocupa, el de la seguridad vial, hay algunas cosillas que uno puede pensar en hacer en su tiempo de ocio que, si le pillan, pueden resultar en multa y menor saldo de puntos.

Algunas de ellas son cosas inocentes, otras son gamberradas o, por decirlo amablemente, “cosas de la juventud” (qué poco me gusta esa excusa), pero en casi todos los casos la multa no se la salta una rana, y en otros casos solo nos libraremos si, por algún motivo, el agente que nos da el alto tiene un buen día. Veamos las pifias veraniegas que salen bien caras.

 

7869890_f53b6ed2a3_o

    • Llevar a ciento y la madre en el coche

A mí no me parece nada razonable, y mucho menos cómodo, pero puede que alguna vez (y seguro que lo viviste, o al menos lo viste de cerca) se hayan montado siete en un coche, y eso es algo que conlleva multa de 80 euros, pero que puede subir a los 200 euros si se superan las plazas del coche en más del 50%. Lo típico de “venga, montad todos que vamos en un plis-plas” puede salir bastante caro, incluso pagando a escote. Por no hablar de los peligros que… Bueno, eso ya lo sabemos.

Queda muy casual, es fresquito en según qué situaciones, podemos hacerlo por aburrimiento en un atasco… pero es peligroso (por más de un motivo) y nos pueden sancionar, aunque no sea muy habitual si el conductor no está haciendo, además, alguna otra cosa indebida) con 80 euros. Es peor (la situación, no la multa) si llevamos la mano fuera, que solo el codo, pero poco peor.

    • Comer o beber en el coche

A mí, eso de llevar un botellín de agua para saciar la sed en un viaje largo no me parecía tan mal hasta que un día tuve que luchar contra un tapón. Entonces sí que me pareció en cierto modo peligroso liarse con una botella. Comer en el coche, en movimiento me refiero, no solo es incómodo, sino que es sucio. Y todo eso, junto con cualquier cosa que suponga una distracción para el conductor a juicio de un agente (maquillarse, cocinar, leer un libro, hacer punto de cruz) sale a 200 euros y 2 puntos.

    • Conducir con el bañador “na más”

Es el eterno dilema: estoy en la playa tan ricamente y tengo que ir a no sé dónde a por no sé qué cosa que no puede esperar. Pues me voy en bañador. A un servidor le parece incómodo, aunque sobre todo le dé bastante vergüenza hacerlo, pero esto es otro de los temas que un agente puede considerar como sancionable (porque el criterio aquí sí que es bastante subjetivo aunque ya explicamos más o menos por qué). Hasta 200 euros.

    • Conducir con chancletas, o descalzo

Es el mismo caso, prácticamente, que el anterior. Solo que no se restringe a la playa, sino a cualquier lugar en el que haya personas a las que les guste salir a la calle en chancletas, o con calzado no adecuado. En esto estoy más de acuerdo (en multarlo) porque es muy peligroso conducir con calzado inadecuado. Ya sabéis, 200 euros.

    • Parar o estacionar en una playa protegida

Aparte de incívico es algo que está prohibido. Ni un momentito, ni arrebato de amor, ni nada que se nos ocurra.

    • Hacer trompos donde no debes (que es en casi cualquier lugar)

Eso es universalmente punible, y debería detectarse más, sobre todo en polígonos y zonas similares. Si lo juntamos con el alcohol las cosas se pueden complicar mucho, y si practicamos conducción “deportiva” porque somos “fenómenos”, podemos acabar en la cárcel.

    • Acelerar para no dejarse adelantar

Esto no es solo propio del verano, pero sí propio de gente que no se siente cómoda en sociedad, o que conduce solamente para salir de vacaciones. Un clásico dominguero de toda la vida (que no quiero incluir a todos en el mismo saco, ojo). Si circulas a una velocidad relativamente baja y ves que te adelantan, déjales hacer. Acelerar para impedir un adelantamiento es una de las cosas más tontas del Universo. Y aunque merece multa, es muy difícil de detectar.

Estas son algunas de las cosas más peregrinas (o no) que se pueden convertir en una desagradable multa que nos amargue las vacaciones. Seguro que hay más cosas, y seguro que vosotros sois testigo de muchas otras infracciones (digamos, por ejemplo: llevar el equipaje mal colocado; no llevar el cinturón, un clásico; llenar el maletero de agua…). Sea como sea, recordad que, en vacaciones también, el coche es lo que es.

Fuente : http://www.circulaseguro.com/

¿Multas y radares? Te sorprenderá leer lo siguiente…

Cataluña vuelve a ser la comunidad donde más se recauda por multas de exceso de velocidad, al alcanzar una concentración de radares fijos de 18,18 por cada 1.000 kilómetros de vía (18,02 en 2013) y el 25,6% de todos los dispositivos desplegados en la red de carreteras. Según un informe de la compañía de defensa del conductor Dvuelta, sólo las carreteras de la provincia de Barcelona acaparan más del 12% del total nacional, mientras que Cataluña casi cuadriplica la media nacional de radares por 1.000 km de vía, de 5,09.

Junto con el País Vasco (6,7% del total de radares y 13,53 por 1.000 km), ambas Comunidades Autónomas, suman más del 31% de todos los radares. El País Vasco ocupa el segundo puesto del ranking de radares por 1.000 km de vía, seguida se Madrid Baleares, con un ratio algo inferior a 10.

“Se da la circunstancia de que es en las dos Comunidades Autónomas en las que están transferidas las competencias en materia de tráfico (Cataluña y País Vasco) donde mayor es la presión sancionadora, sin que los datos de siniestralidad se correspondan con tal presión, puesto que sus índices son peores que los del conjunto de todo el país”, informan desde la compañía.

Más radares en Asturias

Por su parte, Asturias ha visto en el último año como crece el número de radares de manera notable. Ha pasado de 15 a 24 radares, ascendiendo en el ranking sancionador desde la posición 12 hasta la sexta, con una media de 5,83 radares por 1.000 Km. de vía.

Por la parte baja de la tabla se sitúan Castilla León (ratio de 2,45), Extremadura (2,18) y Navarra, con sólo cuatro radares en total y uno por 1.000 km de vía.

En términos absolutos, también es Cataluña la Comunidad que lidera el ranking, con 217 radares, muy por encima de los 128 de Andalucía, los 80 de Castilla y León o los 64 de la Comunidad Valenciana.

Listado completo de radares en España. Fuente: Dvuelta.

 

Fuente : http://www.eurotaller.com/

Esto te interesará : ¡cuidado con las nuevas normas de tráfico!

Desde el pasado 9 de Mayo está en vigor la Reforma de Ley de Seguridad Vial que ha incorporado muchas modificaciones que nos tocan de lleno a los conductores y que conviene tener en cuenta. Pero ojo, todavía está pendiente de aprobación el nuevo Reglamento que completará este cambio de normativas y en el que se concretará el incremento de velocidad en algunos tramos concretos a 130 km/h y los nuevos límites en zonas urbanas.

Una de las que ha sido más comentada en las últimas semanas ha sido la prohibición de llevar aparatos detectores de radar, algo que hasta ayer estaba permitido. Desde ahora se multará con 200 euros y 3 puntos el llevar un equipo de estos en el vehículo. En el caso de los inhibidores, ya prohibidos con la anterior Ley, se mantiene la sanción de 6.000 euros y 6 puntos del carné.  

Otro cambio importante es la conducción bajo los efectos del alcohol, que siempre ha estado prohibido, pero que desde ahora aumentan las sanciones. Por un lado cuando se duplique la tasa de alcohol la multa pasará a ser de 1.000 euros, la misma cantidad que se aplicará a los conductores reincidentes por esta causa. Y también la conducción bajo los efectos de las drogas será sancionada con mil euros y 6 puntos del carné.

Desde ayer, todos los menores de 16 años deberán usar siempre el casco en la bicicleta, ya sea en carretera como en ciudad. En el caso de los mayores de esta edad, esa obligación se reduce solo a recorridos en carretera, mientras que en ciudad no será obligatorio.  

Otro cambio destacable, pero quizá menos conocido, es que desde ahora cuando a un conductor se le pare por llevar a un  menor sin el correspondiente sistema de retención adaptado a su edad, además de la sanción correspondiente, el coche será inmovilizado por la seguridad del menor.

Se introducen nuevas infracciones, como la realización de obras en la vía sin la comunicación previa a la autoridad responsable de la gestión del tráfico, la caída de la carga de un vehículo,  impedir las labores de control de los centros de enseñanza y de reconocimiento de conductores y causar daños a la infraestructura debidos a la masa o dimensiones del vehículo.

Una norma que ya ha levantado polémica es que desde la entrada en vigor de esta reforma, los agentes que estén vigilando el tráfico podrán sancionar sin tener que detener al conductor infractor, siempre que el agente carezca de los medios necesarios para poder pararle.

También se podrá restringir la circulación en las calles y carreteras a determinados vehículos por motivos medioambientales, cuando los niveles de contaminación sean elevados. Esta norma abre la puerta a prohibir la circulación en el centro de las ciudades, al menos en las que registran mayores niveles de contaminación.

Otro aspecto muy innovador, es que la responsabilidad en el atropello de especies cinegéticas será, con carácter general, del conductor del vehículo, salvo que sea consecuencia directa de una acción de caza mayor, en cuyo caso el responsable será el propietario del terreno y si es por falta de reparación del vallado o de la señalización, será el titular de la vía.

Con esta Reforma se traspone la Directiva Europea para Intercambio de Información sobre infractores con matrícula de otro país distinto de la UE. El objetivo es evitar que haya impunidad en conductores infractores en países extranjeros. Aunque esta norma acaba de ser declarada nula por el Tribnunal Europeo y deberá ser modificada con una nueva base jurídica sobre seguridad vial y no sobre colaboración policial. 

Aunque las grúas no son vehículos prioritarios para el tráfico, desde ahora contarán con preferencia cuando acudan a realizar un servicio de auxilio en carretera (la DGT va a concretar más adelante y mediante una instrucción los supuestos en los que se aplicará).

Por último y también muy importante dado que cada día hay más sanciones,se unifican en 20 días los plazos legales, tanto para alegaciones como para el pago de multas con el descuento por pago rápido.

 

Fuente : http://www.elconfidencial.com/

Consecuencias de tener el tubo de escape libre.

Imagen

Si hiciéramos una encuesta a nivel de barrio de cualquier ciudad sobre qué ruido les resulta más molesto mientras están en casa, seguramente responderán que los tacones de la vecina de arriba, los carritos de los proveedores a comercios o, incluso, sus vehículos arrancados mientras descargan mercancía.

Sin embargo, no tenemos en cuenta o no somos conscientes de que por nuestra forma de vida, la circulación de vehículos aún siendo necesaria, el paso de esos motores y que a diario desfilan por nuestro entorno son los principales productores de la contaminación acústica.

Por eso, una de las medidas para evitar la contaminación es la de prohibir circular con escape libre y sin silenciador o con tubos de escape resonadores. Pero, veamos más detalles.

El tubo de escape libre, ¿qué es?

Imagen

El tubo de escape de un vehículo provisto de un motor de explosión sirve para evacuar los gases de combustión desde el motor hacia el exterior del vehículo y tiene cono función, reducir el ruido y la contaminación a través del silenciador que es un elemento en el sistema de escape que actúa como aislante acústico y también mediante un dispositivo que permite reducir las emisiones contaminantes, por catálisis y por filtración, gracias al filtro de partículas y al catalizador.

Ahora bien, si instalamos, preparamos o tuneamos un tubo de escape (su parte más exterior y que podemos ver), haciéndolo más libre, (de ahí, que se le llame tubo de escape libre) poniéndolo de mayor diámetro y le quitamos el silenciador de la tubería de escape, independientemente de las repercusiones que ocasione al motor y su rendimiento, conseguiremos hacer más ruido. Puede que simplemente sea para presumir de vehículo pero si dicho ruido supera los 81 decibelios, según la Directiva 70/157/CEE, incumpliría la normativa sobre nivel sonoro admisible en vehículos automóviles.

Las condiciones técnicas que deben cumplir los vehículos de motor, sus partes y sus piezas, para que puedan ser matriculados o puestos en circulación, con las limitaciones, excepciones y especificaciones que se establecen en la reglamentación que se recoge en el anexo I, son las que se indican en los puntos siguientes:
…/…
19. Los vehículos de motor deberán cumplir lo establecido en las correspondientes disposiciones sobre emisión de humos, gases contaminantes, ruidos y compatibilidad electromagnética, de acuerdo con lo dispuesto en la reglamentación que se recoge en el anexo I.

Un anexo I que se remite al RD 2028/86 que nos habla sobre la legislación aplicable en cuanto a emisiones, humos y ruidos en relación o en concordancia con el Reglamento General de Vehículos.

Por dicho motivo, si se circula con cualquier vehículo provisto de tubo de escape sin silenciador de explosiones o llevando éste de forma ineficaz, puede ser sancionado su titular con 200 € de multa o 100 € si el importe de la sanción es abonado dentro de los 20 días siguientes a la notificación del hecho.

Esta normativa puede estar sujeta a cambios.

Fuente : http://www.circulaseguro.com/