Archivo de la etiqueta: dgt

Consejos para recurrir una multa

La notificación de una multa en nuestro domicilio nunca es motivo de alegría, por ello vamos a repasar las distintas opciones que tenemos para librarnos de su pago.

La Ley General de Tráfico nos indica que disponemos de 20 días naturales desde la notificación, en caso de no querer pagar, y optar por recurrir. Es el mismo plazo que disponemos para pagar y aprovechar el descuento por pronto pago del 50%. Por ejemplo en casos en que la multa sea de 100 € si optamos por ‘beneficiarnos’ de la rebaja solo pagaremos 50 €. Pero aún en casos como estos podemos librarnos de pagar si tomamos una serie de medidas.

guardia-civil-multando

Lo primero que debemos realizar es repasar de arriba a abajo todos los datos de la multa en busca de algún posible error de forma. En esta primera inspección, revisa todos tus datos personales (DNI, nombre y apellidos) y la correcta identificación del vehículo (marca, modelo y matrícula). Esto es importante puesto si se observa una fallo en uno de estos datos, la multa tiene un defecto de forma que puedes recurrir y evitar pagar. En el caso de que la multa genere pérdida de puntos, debemos revisar si se nos avisa de este detalle ya que si no es así también podremos recurrir.

Otra opción es que la multa prescriba, la Administración debe excederse en el tiempo de notificación. En el caso de las leves es de 3 meses, en el de graves y muy graves 6 meses.

Sin embargo, alegar que no has recibido la multa no te exime de responsabilidad ya que tras el segundo intento de notificación, la DGT la considerará notificada al ser publicada en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico.

No pagar en plazo te supondrá un recargo adicional. Una vez finalizado el plazo voluntario de pago se iniciará el periodo ejecutivo.
En este caso se aplica un recargo de 5% y ya no existe posibilidad de reducción de sanciones.
Si tampoco abonamos en este plazo, recibiremos una providencia de apremio de la Agencia Tributaria aplicando un recargo reducido del 10% sobre el importe de la multa.
Si tampoco pagamos se aplicará el recargo ordinario del 20% sobre el importe de la multa.

En el caso de no pagar en este último plazo, la AEAT, dictará una nueva providencia de apremio para el embargo de las cuentas bancarias.

Si no existiese dinero en la cuenta se aplicará el siguiente orden de embargo:

1. Dinero en efectivo o depositado en entidades de crédito.
2. Derechos y valores realizables a corto plazo. Aquellos que pueden realizarse en plazo no superior a seis meses.
3. Sueldos, salarios y pensiones.
4. Bienes inmuebles.
5. Intereses, rentas y frutos de toda especie.
6. Establecimientos mercantiles e industriales.
7. Metales preciosos, joyería, orfebrería, antigüedades y piedra fina.
8. Bienes muebles y semovientes.
9. Derechos y valores realizables a largo plazo.

En el caso de que la multa sea, por ejemplo, de velocidad podremos pedir pruebas de que ha sido detectada por un medio fiable y homologado. Los aparatos de detección deberán de ser sometidos a sus preceptivos controles metrológicos.
También si has sido multado por saltarse un semáforo y has sido cazado por una cámara, deberás asegurarte de que la matricula de tu vehículo es perfectamente legible, el semáforo no está en ámbar, así como solicitar un informe del correcto funcionamiento de la cámara.

Esperamos que estos consejos sean de ayuda.

Fuente: elaboración propia @23MarioMD

Los radares de la DGT no aplican correctamente el margen de error.

La DGT no estaría aplicando en sus cinemómetros –radares– los márgenes de error que marca la ley, lo cual iría en perjuiciio del conductor que ve aumentada la gravedad de sus infracciones.

FÓRMULAMOTO.ES
Un conductor fue sancionado por comisión de una infracción grave por circular con exceso de velocidad en una carretera sevillana y le fue impuesta una multa de 300 euros con pérdida de dos puntos de su carnet de conducir al ser detectado por un radar móvil a 153 km/h en una vía cuya limitación era de 120 km/h.

Para los abogados de este conductor, la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla no indica en su denuncia la realidad de los hechos, al no haber prueba de la velocidad real a la que circulaba el conductor, pues no se ha acreditado que Tráfico aplicase los márgenes de error estipulados en la norma ITC 3123/2010. De haberlo hecho se habría reducido la multa económica de 300 a 100 euros y no se habría aplicado detracción de puntos, según el cuadro de sanciones del anexo IV de la Ley de Seguridad Vial.

Multayuda recurrió la multa, llegando incluso a los tribunales, y así el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 11 de Madrid les otorga la razón al considerar que se debe computar el margen normativo de error en los radares y comprobar la sumisión estricta de los utilizados a la normativa metrológica ITC/3123/2010. La doctrina de los Tribunales entiende que el margen de error se aplica a la velocidad detectada por el cinemómetro y han de incluirse en el atestado inicial o en ampliación posterior. Cuando hay imposibilidad de aportarlos o no sea posible su cálculo preciso se utilizará el máximo porcentaje contemplado en la norma.

La DGT aplica la Norma UNE 26444, que no es otra cosa que una recomendación técnica elaborada por AENOR y que establece los márgenes de error para la medición de velocidad de los radares. Se elaboró en 1992 y se definen las especificaciones técnicas, condiciones de funcionamiento, así como los errores máximos tolerados en los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de los vehículos. Los márgenes de error recogidos en esta norma son inferiores a los de la normativa actual vigente y a la que debería acogerse tráfico a la hora de establecer sanciones por exceso de velocidad.

La Orden ITC/3123/2010, de 26 de noviembre, es la que regula el control metrológico de los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de vehículos a motor y establece que el error tolerado en los radares móviles, como el del caso que nos ocupa, es de 7 km/h para velocidades inferiores a 100 km/h, o del 7% si se trata de velocidades iguales o superiores a los 100 km/h.

De aplicarse este margen de error a este caso concreto, y siguiendo el Anexo IV de la Ley de Seguridad Vial en el que aparece el cuadro de sanciones y puntos por excesos de velocidad captados por cinemómetro se debería haber aplicado la multa económica correspondiente a sanción grave entre 121 y 150 km/h, es decir, 100 euros sin pérdida de puntos. Así lo dicta el juez en la sentencia 30/2014.

Según señala Multayuda, esta es una práctica muy habitual en la Dirección General de Tráfico, la no aplicación correcta de los márgenes de error, pues estos son más beneficiosos para los ciudadanos en la norma ITC 3123/2010 que en la UNE 26444

 

Fuente : http://www.formulamoto.es/