Archivo de la etiqueta: conducir

NRF‏ – Condensadores con filtro preinstalado

CONDENSADORES

Los condensadores del aire acondicionado pueden ser el intermediario en el sistema de aire acondicionado de tu coche, pero están lejos de los manejos intermedios en términos de importancia. El condensador es un eslabón vital en el sistema de absorción del calor y del ciclo de disipación, que sirve para suministrar la energía térmica atrapada en la sofocante cabina de tu automóvil al aire exterior.

En Autorepuestos Pámpanas contamos con excelentes Condensadores del fabricante NRF, vienen en Kits completos de instalación ‘Easyfit’que incluyen el producto y los elementos necesario para su montaje, ahorrando así tiempo y dinero.

NRF cuenta con una amplia gama de 748 condensadores adecuados para los coches más populares.

Captura de pantalla 2014-07-22 a la(s) 18.51.14

Si tomas medicamentos con esta señal, no conduzcas.

Señal de aviso de no conducir ante determinados medicamentos.

El pictograma o imagen muestra la ‘señal’ que a partir de ahora llevarán determinados medicamentos que pueden producir efectos negativos en la conducción, como mareos, somnolencia o alteraciones en la visión. Así lo requiere la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que ha completado la revisión de todos los principios activos y sus combinaciones incluidos en los medicamentos autorizados, de cara a la inclusión en los envases del pictograma que alerta sobre la posible interacción con la conducción. En total, se han revisado 1.940 principios activos, de los que se ha acordado que 382 lleven el distintivo.

 

 

24 mayo 2012 / Casacochecurro.com Todos los principios activos forman parte de diversas presentaciones de los más de 15.000 medicamentos autorizados en España, ya sea de forma única o en combinaciones. En total, un 25 por ciento de ellos tendrá que llevar el pictograma, así como informar en el prospecto de las posibles reacciones que pueden afectar las facultades del conductor.

Entre las reacciones adversas que producen los principios activos en los que se ha acordado incluir el distintivo se encuentran los mareos, la somnolencia o las alteraciones en la visión. Estos efectos deben ser detallados en el apartado del prospecto denominado “Conducción y uso de máquinas”.

La exhaustiva revisión que acaba de terminar la AEMPS comenzó en 2008, a través de un grupo de trabajo formado por técnicos y expertos de la Agencia, del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la Dirección General de Tráfico, del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina de Valladolid, de los Consejos Generales de Colegios de Médicos y Farmacéuticos, de Farmaindustria y de la Organización de Consumidores y Usuarios.

Criterios de evaluación
En la evaluación, se han revisado los medicamentos que contienen un solo principio activo, correspondientes a todos los grupos terapéuticos y, en algunos casos, se han revisado medicamentos con más de un principio activo. En el análisis de cada principio activo se ha tenido en cuenta:

-la existencia de estudios específicos sobre la conducción.

-la frecuencia de reacciones adversas asociadas que puedan afectar a la capacidad para conducir.

Como norma general, cuando cualquiera de estas reacciones se presentan con una frecuencia superior al 10 por ciento, se considera necesario el pictograma. En casos en los que estas reacciones se dan en entre un 1 y un 10 por ciento de los casos, se han tenido en cuenta otras consideraciones, como la revisión de la literatura científica.

En algunos casos, la relevancia de las reacciones, con independencia de su frecuencia, se ha considerado motivo suficiente para la inclusión del pictograma.

Fuente : http://www.casacochecurro.com/

VICIOS QUE DEBES DE EVITAR AL VOLANTE.

No es nada nuevo que somos animales de costumbres, y en el ámbito automovilístico no iba a ser diferente.  Todos los que estamos acostumbrados a conducir tenemos una serie de hábitos bien marcados, que si se repiten con demasiada frecuencia pueden incluso provocar daños. Toma nota de algunas ‘vicios’ que pueden afectar al estado general de tu coche y causar graves averías.

La manera de conducir y el mantenimiento de nuestro coche también influye en en la seguridad vial. Los buenos hábitos al volante pueden evitar accidentes, como también desgastes prematuros del coche o incluso graves averías. En nuestros recorridos del día a día nos acomodamos y nos relajamos, buscando formas de conducir más cómodas, que pueden terminan convirtiéndose en vicios al volante y desencadenar en accidentes o desgaste de nuestro coche. 

A continuación, citamos varios acciones que seguor que reconoces  que van en contra de tu seguridad y de la de los demás:

1-Presione de lo neumáticos.

presión

Puede causar un desgaste irregular, provocando que se deterioren de manera prematura y  tengas que cambiarlos o peor todavía, alguno se reviente y tengas un accidente.

Qué hacer: Revisar los neumáticos sólo te llevará cinco minutos, acostúmbrate a hacerlo periódicamente, y sobretodo lo no lo olvides antes de hacer un viaje largo.

2-Acelerar el motor sin que haya conseguido la temperatura ideal.

10 vicios al volante que dañan tu coche

Cuando el motor está frío, gran parte del aceite se encuentra depositado en el cárter. Por eso, cuando arrancamos, el motor necesita de algunos segundos para que el aceite llegue al circuito y para que alcance la temperatura ideal, consiguiendo de este modo una mejor lubricación.

Qué hacer. Cuando te moentes en el coche espera un minuto antes de comenzar a circular. A partir de ahí, acelera siempre de manera progresiva evitando que el motor supere las 2.700 rpm si es Diesel y las 3.500 rpm si es gasolina.

3-Mantener el pedal del embrague presionado cuando el coche está parado.

embrague

Mantener el embrague presionado cuando estás parado hace que el embrague se desgaste. Aunque no se mantenga presionado el pedal a fondo, siempre se producen fricciones internas, afectando al disco y a todas las piezas que actúan sobre él.

4-Abusar de los frenos en descensos prolongados y pronunciados.

10 vicios al volante que dañan tu coche

Pisar el pedal del freno durante un largo periodo de tiempo puede acelerar el desgaste de los discos y pastillas, provocar deformaciones en los discos, que se creen vibraciones en el volante al frenar y deteriorar el líquido de frenos, haciendo que el sistema de frenos sea menos resistencia a la fatiga.

Qué hacer. Acostúmbrate a utilizar relaciones de cambio cortas cuando te enfrentes con una pendiente acentuada (bloquear con el motor). De esta forma disminuirá el desgaste de los frenos y tendrás un mayor control del vehículo.

5-Circular con el motor a bajas revoluciones

a-cuantas-revoluciones-llevar-motor

 

Este tipo de conducción puede traer problemas graves y costosos. En el caso de los Diesel, puede afectar a la válvula EGR, que acumula más carbón, reduciendo su vida útil en un 50 por ciento. En los motores de gasolina podemos también dañar el catalizador, transformándose en un depósito de carbón. El filtro de partículas es otro elemento que puede sufrir con este “vicio”.

Qué hacer. Habitúate a mantener el motor a un régimen de revoluciones donde sientas que responde en cuanto pisas el acelerador.

6-Parar el motor de golpe tras un esfuerzo extra

10 vicios al volante que dañan tu coche

El motor turbo llega a alcanzar temperaturas superiores a 300ºC los Diesel y a 500ºC los gasolina, por ello, si apagamos el motor sin dejar “reposarlo”, el aceite que mantiene el circuito todavía tiene tendencia a carbonizar, causando la avería del turbo.

Qué hacer. Intenta mantener el coche cerca de dos minutos al ralentí. Es el tiempo suficiente para que el sistema de refrigeración y la propia circulación de aceite enfríen el turbo, reduciendo el riesgo de avería.

7-Mantener la mano apoyada en la palanca de cambios

palanca

Cuando llevas la mano apoyada en el cambio durante la conducción ejerces presión sobre los mecanismos internos de la caja de cambios, lo que acaba por desgastar y provocar holguras en los sincronizadores, los rodamientos…

Qué hacer. Conduce con las dos manos en el volante y a coloca la mano en la palanca de cambios solo cuando vas a cambiar de marcha.

8-Conducir con el coche en reserva

deposito-gasolina-flecha

Conducir con cinco o menos litros de combustible en el depósito puede garantizar el funcionamiento del sistema de alimentación, pero no es suficiente para proteger la bomba de combustible de tu coche. En los automóviles con inyección electrónica, la bomba de combustible, que es eléctrica, está sumergida en el tanque, el nivel de combustible debe ser suficiente para garantizar la lubricación y el enfriamiento de la bomba, posibilitando su funcionamiento. Cuando el nivel entra en reserva, el funcionamiento y la protección de la bomba pueden resultar comprometidos.

Qué hacer. Intenta llenar el depósito del coche cuando toque repostar.

9-Dejar un neumático subido en un escalón cuando aparcamos

10 vicios al volante que dañan tu coche

Debido al peso del vehículo, se trata de una medida que podría afectar gravemente a los neumáticos, ruedas y suspensión. Posibles daños: los neumáticos pueden sufrir deformaciones o cortes pequeños que obligarán a su reemplazo, las ruedas se pueden dañar si el impacto es severo y la suspensión puede desequilibrarse debido a rodamientos dañados

Qué hacer. Evita estacionar en los bordillos y si realmente no tienes más remedio, trata de subir por la parte más baja.

10-No frenar lo suficiente antes de pasar por un badén

10 vicios al volante que dañan tu coche

Este “vicio” puede provocar las mismas averías que estacionar el coche con las ruedas subidas a la acera, pero sus efectos son mayores. En el caso de un agujero, puede reventar un neumático o arruinar una llanta, por ejemplo. Las pasadas rápidas por encima de los badenes pueden provocar problemas en los puntos de anclaje de la suspensión.

Qué hacer. Acostúmbrate a circular despacio en zonas de badenes y resaltes. De esta forma la suspensión tendrá que trabajar menos al pasar por estos obstáculos, y no dañaremos el coche.

Fuente : http://noticias.motorflash.com/

La granizada de Madrid provoca accidentes. Aprende a conducir con granizo

Ayer cayó una buena granizada en Madrid. Aunque los daños no han sido muy graves, se han producido algunos accidentes de tráfico que podrían haberse evitado. Aprende como conducir bajo una granizada.

El granizo es afortunadamente un fenómeno relativamente poco frecuente, pero cuando sucede puede causar grandes pérdidas. Si nos encontramos conduciendo, aparte de los daños sobre el vehículo es probable que nos despistemos y acabemos teniendo un siniestro.

Hace falta granizos muy grandes para dañar un coche

Lo primero que debemos pensar es que realmente hace falta unas buenas bolas de granizo para que nuestro coche resulte dañado. Según las aseguradoras, estadísticamente la mayoría de las granizadas no produce desperfectossobre los vehículos, tanto parados como en movimiento. Independientemente de que esto sea cierto o no… en ese momento poco podremos hacer, luego lo mejor es tranquilizarse, ser optimista y pensar que cuando paremos nuestro coche estará intacto.

 

accidente autobus La granizada de Madrid provoca accidentes. Aprende a conducir con granizo

El nerviosismo es nuestro peor enemigo

Cuando comienza a granizar, repentinamente todo es stress y nervios. El ruido del hielo golpeando chapa y cristal hace que nos empiece a doler el bolsillo mientras la ansiedad nos inclina a pensar que el parabrisas se va a romper y nos va a dar en toda la cara. Como ya hemos visto antes, estadísticamente es poco probable que se abolle tu coche, y físicamente es casi imposible que el cristal se rompa y pueda dañarnos. En caso de granizos realmente grandes el parabrisas se rajará y cuarterá miles de veces, pero nunca se romperá ni permitirá al granizo entrar al habitáculo. Recuerda que es un cristal laminado y solo puede rajarse, nunca desprenderse, por lo que estaremos a salvo en todo momento.

Los cristales laterales y traseros son de cristal templado y si que pueden romperse. Las lunas laterales están casi a salvo del granizo debido al poco ángulo de impacto (el granizo rebota) por su disposición casi vertical. En cambio el cristal trasero si que está expuesto a rotura, pero tranquilo caso de romperse lo hará en pequeños cristalitos de bordes romos poco peligrosos. Si esto sucediera, tampoco es necesario detenerse.

Resumiendo, el principal riesgo es tener un accidente

Como ya puedes imaginarte, si el granizo no puede hacerte daño por muy grande que sea (salvo al bolsillo), en caso de granizada el mayor riesgo es sufrir un accidente. Las medidas de precaución si comienza a granizar son:

  • Enciende las luces, si es que no lo has hecho ya. Como siempre, es importante ver y ser visto.
  • Aminora la velocidad de forma suave y paulatina, al ritmo del flujo de circulación. No frenes bruscamente ni provoques frenazos en los demás.
  • Aumenta dos o tres veces la distancia de seguridad, ya que estás literamente conduciendo sobre “canicas”, que además puede agruparse en pequeños bloques de hielo que disminuyen la adherencia al mínimo.
  • Evita detenerte salvo que te veas obligado a ello, o salvo que puedas hacerlo con seguridad (gasolinera, zona de parking, fuera de la carretera, etc.). Piensa que si te detienes en un carril de carretera el riesgo de colisión por alcance es altísimo debido a la falta de visibilidad y el nerviosismo de otros conductores. Es habitual en caso de granizada ver conductores que se paran debajo de puentes de autovía o en túneles. Aparte de estar prohíbido y ganarte una buena multa, prefiero ver mi coche abollado en el taller que escuchar desde el hospital que está en el desguace porque he sufrido un accidente por alcance.

Granizada Madrid La granizada de Madrid provoca accidentes. Aprende a conducir con granizo

¿Cubren los seguros las granizadas?

Si aún nunca te has planteado esta pregunta, te invito a que consultes tu póliza en este momento para no llevarte sorpresas. Actualmente en España hay aseguradoras a terceros que tienen incluido el daño por granizo en sus coberturas, y en cambio hay seguros a todo riesgo que excluyen este riesgo meteorológico. Increíble pero cierto… a veces un seguro básico puede cubrir más cosas que un seguro carísimo. En caso de duda es mejor consultar telefónicamente o por escrito a nuestra aseguradora, ya que a veces las cláusulas y la letra pequeña pueden despistarnos.

Granizada Vitoria 2009

Mi experiencia personal

Si buscas en google “Granizada Vitoria 2009” descubrirás el motivo por el que conozco tanto sobre granizo. Una brutal granizada con piedras del tamaño de pelotas de tenis me pilló de pleno. A mi no me ocurrió nada, pero aquel 1 de Julio mi coche sufrió daños por valor de 6.000 euros…. y no era de los peores. Hubo unos 14.000 coches dañados por piedra, accidentes en cadena, salidas de via, inundaciones… todo un caos circulatorio.

Como suele suceder, la granizada más dañina abarcó una zona relativamente pequeña.

 

Fuente : http://www.actualidadmotor.com/

¿Cuál es la mejor postura para conducir?

Conducir, ese enorme placer… o martirio, según se mire. La verdad es que la diferencia entre una u otra frase está en el ‘según se siente’. Para una conducción cómoda y placentera es necesario realizar algunos ajustes a ciertos elementos del habitáculo del vehículo. Si la cosa además va de seguridad, mantener la postura correcta puede salvarnos la vida en caso de accidente o colisión.

Antes de nada hemos de conseguir el mejor ajuste del asiento y éste debe ser el más bajo posible, sin que nos impida la visión de la carretera. De este modo, la distancia entre nuestra cabeza y el techo es más grande y, además, notaremos mejor las evoluciones del vehículo.

Procurad que la distancia del asiento a los pedales sea la justa para que las rodillas permanezcan semiflexionadas, ni encogidas ni completamente estiradas. Así conseguiremos poder pisar a fondo los pedales sin necesidad de cargar las caderas.

Ojito a la espalda, tenemos que ir sentados y no tumbados. Debemos conducir rectos, con toda la espalda pegada al respaldo y este formando un ángulo casi de 100 grados con el asiento. Nuestra columna y zona lumbar nos lo agradecerán.

ojo con las mascotas

La distancia del volante también resulta esencial para el confort de nuestros brazos. Por ello, debemos graduarlo de modo que la parte superior quede alineada con nuestro mentón y nos permita el movimiento del volante, sin separar la espalda del respaldo, con los brazos cómodos y las muñecas apoyadas.

No tengas objetos que puedan caer sobre ti durante la conducción y, desde luego, lleva a las mascotas con seguridad, en sus habitáculos o separadas de tu espacio por las barreras homologadas.

El último gran consejo de hoy para conseguir una postura correcta al conducir será el cuidado del reposacabezas. Tendremos que regularlo de manera que, durante la conducción, nuestra cabeza esté casi en contacto con esta parte del asiento. Cuanto menos distancia exista entre nuestra cabeza y este accesorio, menos riesgos de lesiones en el cuello y cabeza en caso de accidente.

Por supuesto, lo esencial es recordar que conducir no es un juego, sino un acto de responsabilidad.

Fuente : http://blog.pepecar.com/

Sin volante ni pedales : el coche autónomo de Google al descubierto.

650_1000_z6mgupe0sxyctdej54zg

No hay freno ni acelerador, tampoco volante. Son sustituidos por software y muchos sensores.

Lo que Google nos había mostrado anteriormente sobre coches autónomos se trataba de modificaciones sobre coches reales. En esta ocasión, los coches que se conducen solos presentan un diseño propio, ideado desde cero.

¿Cómo considera la empresa del buscador que debe ser ese coche? Pues muy pequeño, tanto como que es biplaza, y en él no hay ni volante, ni pedales con los que controlar el vehículo. No hacen falta. Lo mejor para conocerlo es que demos un primer viaje con él, en el vídeo del principio puedes verlo en funcionamiento.

El anuncio ha sido realizado en la Conferencia Code por parte del propio Sergey Brin. Han construido una serie de coches desde cero, con la ayuda de un fabricante importante, al que no han querido poner nombre. Tienen planteado crear entre 100 y 200 prototipos.

Esta vez, diseñado desde cero

Como podemos ver, la concepción es bastante básica, tanto en diseño como en funcionalidad. La idea es que le digamos dónde queremos ir, y pulsemos un botón. En el interior, un par de asientos, una zona de carga justo delante de ellos, un botón de parada de emergencia, y una pantalla que nos irá indicando la ruta.

Como era de esperar, Google hace hincapié en la seguridad, como pilar básico en el desarrollo: sus sistemas pueden detectar cientos de objetos simultáneamente, a una distancia de dos campos de fútbol.

Chris Urmson, máximo responsable del proyecto, nos cuenta que para evitar problemas en el funcionamiento del vehículo, se duplican tanto el sistema de frenos como el de dirección, por si alguno dejara de funcionar. En el caso de choques, toda la zona frontal está construida con espuma absorbente.
Para el que se esté preguntando sobre el sistema de propulsión, estamos ante un vehículo eléctrico. La velocidad máxima a la que se ha limitado es de 25 millas por hora, unos 40 kilómetros por hora.

En verano se dejarán ver por California

A finales de verano, las primeras unidades de prueba visitarán las calles de California, acompañando a los Toyota y Lexus que ya conocemos. Eso sí, con controles manuales, por lo que pueda ocurrir, un seguro especial, y un conductor profesional capaz de tomar el control. Parece que pasarán años hasta que los vehículos sean completamente autónomos.
También es importante recordar que estamos ante los primeros prototipos, Google seguirá explorando el aspecto del coche del futuro, por lo que entendemos que en próximos años iremos conociendo nuevos modelos autónomos, con diferentes configuraciones.
Tras esa carita simpática que parece que dibujan sus faros, se esconde un paso importante de una revolución que nos va a tocar vivir, y cambiará la forma en la que nos transportamos y vivimos. El diseño final parece que no ha quedado muy diferente a lo que habían recreado:

iaioduc7xgc6mlws3gzx

Fuente : http://www.xataka.com/

¿Cuáles son las peores distracciones al volante?

Imagen

Las distracciones al volante están a la orden del día debido al uso de más tecnología cuando se conduce. Pero unas son más peligrosas que otras.

Conducir ahora no es lo mismo que antes. Las tecnologías aplicadas al mundo del automóvil nos ofrecen un sinfín de ventajas y comodidades que, evidentemente, en los coches de hace 20 ó 30 años no había. Pero el mal uso de esas tecnologías puede ocasionar distracciones al volante que pueden acabar en tragedia.

Según un estudio llevado a cabo por la Fundación AAA, existen algunas distracciones que tienen poco impacto sobre la capacidad de conducir, mientras que hay otros que sí pueden ocasionar un riesgo más grande.

Escuchar la radio: Riesgo mínimo

En el estudio se pidió a los participantes llevar a cabo cada acción enfocada en tres factores: cuando no se conduce, cuando se conduce en un simulador y cuando se conduce en una situación real. Para ello, se utilizaron varias medidas para determinar el nivel de distracción, como es el tiempo de reacción y distancia, la actividad de las ondas cerebrales y los movimientos que se hacen con la cabeza y los ojos.

En la prueba, las personas escucharon la radio, se la ajustaron a un volumen agradable antes de empezar a conducir y no se les permitió cambiar de emisora. Bajo estos parámetros escuchar la radio no supone un riesgo, ya que para los investigadores no creen que distraiga lo necesario. SegúnBruce Hamilton, director de investigación de la Fundación AAA, “no estamos poniendo la alarma sobre la gente que escucha la radio mientras conduce”.

Escuchar un libro hablado: Riesgo mínimo

En esta sección del estudio, se les pidió a los participantes que escojan uno de estos tres libros hablados o audiolibros: The Giver (Louis Lowry), Water for Elephants (Sara Gruen) y Harry Potter y la piedra filosofal (J.K. Rowling). A los integrantes de este estudio les hicieron cinco preguntas sobre el contenido del libro, elegido por cada uno, para así asegurarse de que estaban escuchando el libro cuidadosamente.

El resultado fue el siguiente. El nivel de distracción al volante al escuchar un libro es mayor que el escuchar la radio. Pero para Hamilton no es lo suficientemente importante como para saltar la alarma, ya que los niveles generales de distracción se mantuvieron relativamente bajos.

Hablando con un pasajero: Riesgo moderado

En este caso la situación cambia. Aquí, el nivel de distracción fue un poco más elevado cuando los participantes charlaron con un pasajero en el asiento de detrás de su coche. En la prueba se les exigió a los participantes a mantener una conversación con un pasajero. La mitad de la prueba tenían que hablar y la otra mitad tenían que escuchar.

A los conductores no se les permitió girar la cabeza para mirar al pasajero mientras habla, ni para realizar acciones como gestos con las manos, que podrían ocasionar una distracción al conducir. Según Hamilton, “los conductores debían mantener sus ojos en la carretera y las manos en el volante durante todo el tiempo”.

Uso del móvil: Riesgo moderado

Durante años, los defensores de la seguridad de los automóviles, compañías de seguros y otros críticos han culpado al uso de los teléfonosmóviles de causar distracciones al volante significativas que pueden ocasionar la muerte en muchos casos.

En la prueba realizada se observan que los niveles de distracción son elevados al hablar por un teléfono móvil cuando se conduce. Jonathan Atkins, director ejecutivo adjunto de la Governors Highway Safey Association, comenta que los conductores no deben realizar varias tareas al conducir y cree necesario guardar los teléfonos en un sitio donde no ocasione riesgos. Para él, “es mejor apagar el teléfono y centrarse en la conducción”.

Existe otro estudio publicado por el American Economic Journal en el que relaciona conversaciones telefónicas al volante y accidentes de tráfico. Dicho estudio ha sido probado en ocho millones de siniestros registrados en Estados Unidos entre 2002 y 2005 con llamadas móviles.

Sorprendentemente no han encontrado relación alguna de los accidentes que se produjeron en el período mencionado con llamadas telefónicas al volante. “Lo único que sabemos es que el gran incremento de la penetración y el uso de teléfonos móviles en la población no ha tenido ningún impacto sobre la tasa de accidentalidad”, explicó el científico Vikram Pathania a la BBC.

Los investigadores citan otros factores que pueden intervenir en este hecho que tanto les ha sorprendido. Por ejemplo, que las condiciones del tráfico a partir de las nueve de la noche suelen ser, apuntan, más “moderadas” que en otros momentos del día. Según sus hipótesis, en esas circunstancias el uso del móvil no representaría el mismo peligro.

Las próximas investigaciones contemplarán los usos que, más allá de las llamadas, permiten lossmartphones y atiendan a otros condicionantes, como los diferentes tipos de conductores. “Los resultados podrían haber sido diferentes si nos hubiéramos centrado en hombres o en conductores jóvenes”, detalló el otro científico Saurabh Bhargava.

Uso de manos libres: Riesgo moderado

Para muchos, el uso del manos libres es una solución a las distracciones ocasionadas al hablar por un móvil corriente. Pues para los investigadores de este estudio no supone un riesgo menor que hablar por un móvil, “el manos libres no evita la distracción cognitiva”, comentó David Teater, director de iniciativas estratégicas de transporte en el Consejo Nacional de Seguridad.

Otros expertos han llegado a la misma conclusión sobre esta distracción al volante. En otro estudio realizado en 2010 no se encontró ninguna reducción en los accidentes en aquellos estados que prohibieron los dispositivos de mano durante la conducción. La respuesta fue la misma. O más bien, el riesgo es casi lo mismo si se usa teléfono móvil o manos libres.

Sistema de voz a texto: Riesgo molesto

Los sistemas que convierten voz a texto permiten a los conductores enviar mensajes de texto y correos electrónicos sin necesidad de escribirlos. Algunos programas permiten completar otras tareas, como la actualización de su página de Facebook.

Para Peter Kissinger, presidente y CEO de la Fundación AAA para la Seguridad Vial, asegura que “el aumento de la carga de trabajo mental pueden dar lugar a una falta de atención en donde los conductores no ven los peligros potenciales que tienen en frente de ellos”, por lo que este sistema se considera molesto y arriesgado.

Fuente: http://noticias.coches.com/

Vista y conducción, amigos obligados a entenderse

Imagen

A pesar de la importancia de la vista en la conducción, no se controla demasiado. Resumimos en cinco puntos los mayores peligros y cómo ponerles coto.

¿Sabías que el 90% de la información que necesitas para conducir la recibes a través de la vista? Mientras no lleguen los coches autónomos la visión es esencial ya que se ve obligada a adaptarse rápidamente a un entorno que, por la velocidad, cambia más rápido que en condiciones normales. Si a esta situación se le añade algún problema ocular, el resultado es el descenso en la seguridad del automovilista. Hace un par de años el RACE ya avisaba de que uno de cada cuatro conduce por debajo de sus facultades visuales: nada menos que seis millones de españoles.

A pesar de la importancia de la visión durante la conducción, el 25,7% de los españoles de entre 18 y 30 años nunca se ha sometido a un examen visual. Por eso conviene realizar revisiones oftalmológicas anuales para detectar cualquier tipo de problema. Cualquier alteración ocular o enfermedad puede aumentar el riesgo de sufrir algún percance en la carretera.

Desde la Fundación CEA (Comisionado Europeo del Automóvil) aseguran de que, para conducir, se requiere más una visión de calidad que de cantidad. Conviene que el que el tiempo de reaccióndesde que se detecta el objeto sea el menor posible, que haya mayor agudez visual. A continuación te resumimos en cinco puntos las cuestiones que más debes tener en cuenta:

Ojos claros

Las personas de ojos claros son especialmente sensibles a la luz, debido a que su cantidad de melanina en el iris es menor. Una investigación austríaca publicada el pasado año comprobó que las personas de ojos azules tenían unos niveles significativamente más altos de luz difusa intraocular. Esto podría ocasionar deslumbramientos con más frecuencia, por lo que deben tener más ciudado a la hora de evitar los efectos de la radiación solar durante la conducción.

Visión nocturna

Conducir por la noche implica manejar el vehículo en unas condiciones que no son óptimas para la visión. De hecho la proporción de accidentes mortales crece de forma notable durante la noche, entre otras cosas porque la agudeza visual se reduce un 70 % , y el sentido de profundidad es 7 veces menor (se reduce nuestra capacidad para detectar objetos y su distancia. Por ello no es de extrañar que el86% de los españoles prefieran viajar de día frente a un 13 % que se decanta por la noche.

Ese riesgo es aún mayor en mayores de 50 años. Según un estudio del Grupo de Investigación en Visión Aplicada de la Universidad Complutense, el halo que rodea la fuente luminosa durante la noche (como faros y farolas) se agranda a medida que envejece el ojo y dificulta ver los objetos que hay detrás.

Si a la conducción nocturna se le añaden condiciones meteorológicas adversas la capacidad de visión no será óptima ni mucho menos, por lo que toda precaución será poca: moderar la velocidad, mayor atención a la carretera… En los casos extremos, detener la marcha hasta que las condiciones mejoren.

La velocidad

La velocidad es una causa de mortalidad en carretera muy frecuente. A mayor mayor velocidad, más rápido pasan las cosas y es más posible que no se vea algo. Mantener una velocidad entre los límites establecidos ayuda a tener más tiempo para reaccionar. No se trata de mirar demasiado tiempo a un punto, sino de mirar a muchos puntos el tiempo suficiente para percatarse de la situación.

Según un informe del colegio oficial de Ópticos-Optometristas, el campo visual se reduce, hasta 75 grados, a medida que se aumenta la velocidad durante la conducción. Esto se denomina campo de visión cinético. A unos 35 km/h el campo de visión es de 100 grados, pero si aumentamos la velocidad hasta los 100 km/h, este se reduce 30 grados.

Influencia del alcohol

Es uno de los factores que más afectan a la visión, además de a la descoordinación de movimientos, errores de percepción, somnolencia… Respecto a la visión se dan una serie de efectos concretos:

  • Reduce la agudeza visual.
  • Puede causar visión doble.
  • Errores en el cálculo de distancias.
  • Reduce el campo visual.

Diferentes estudios aseguran que una distracción en la conducción a 90 km/h de sólo tres segundos, supone que la persona al volante conduce a ciegas durante 75 metros. Si a ello se suma los efectos del alcohol, se acabaría realizando una conducción a ciegas.

Deslumbramiento

Según un estudio de la Fundación Rementería, aunque son las personas de ojos claros y los mayores de 50 quienes tienen mayor sensibilidad a la luz, el 70 % de los conductores sufre destellos al volante. “Las horas del ocaso son las que registran más accidentes de tráfico, sobre todo en otoño, lo que atribuimos en gran medida al efecto de los deslumbramientos producidos de forma directa por el sol, tras la salida de túneles o en los cambios de rasante o por su reflejo en los cristales de edificios y en otros vehículos”, aseguran.

Por ese motivo resulta clave elegir bien unas gafas de sol para conducir, apostando por gafas polarizadas. Sobre todo las personas con trastornos de la visión, como hipermetropía, astigmatismo, miopía o glaucoma. Es esos casos, el período de adaptación de la pupila aumenta y con ello el riesgo de accidente.

En condiciones atmosféricas adversas como lluvia o niebla, no sólo se reduce la visión, sino que la luz de los faros se refleja en el agua y crea una sensación de espejo que puede ser muy peligrosa. También hay que tener en cuenta que a más altura la radiación solar es mayor y, en especial, en presencia de nieve (que refleja el 85 por ciento de la luz). En caso de percibir que los deslumbramientos son muy comunes, lo mejor es acudir al oftalmólogo, ya que podría ser síntoma de un trastorno de la visión y ocasionar un accidente.

Fuente: http://noticias.coches.com/