Archivo de la etiqueta: cambio

¿Necesitas cambiar el alternador de tu coche?

Imagen

Cuando el alternador de un vehículo está funcionando correctamente, producirá entre 13 y 18 voltios de corriente alterna que dan energía al sistema electrónico de encendido mientras se recarga la batería. Pero, si ofrece menos de 13 voltios, el alternador no podrá mantener la batería recargada. Puedes ahorrar dinero al cambiar el alternador siguiendo estos pasos.

  1. Desconecta el cable positivo de la batería.
  2. Localiza el alternador de tu vehículo.
  3. Utiliza una herramienta de correa serpentina para aflojar el cinturón y muévelo fuera de la polea del alternador.
  4. Quita los tornillos que sujetan el alternador en su lugar. Serán un mínimo de 2 y no más de 4, dependiendo de la marca y modelo.
  5. Emplea un zócalo y un trinquete para aflojar y remover los tornillos.
  6. Retira el alternador, a continuación, desconecta y retira la tuerca para las conexiones eléctricas.
  7. Remueve el alternador del motor y llévalo a una tienda de repuestos con el fin de obtener uno nuevo o reconstruirlo.
  8. Inspecciona el nuevo alternador cuando aún estés en la tienda de repuestos, y compáralo con el anterior. Asegúrate de que el regulador de voltaje y la polea concuerden con los antiguos. Si no es así, haz que en la tienda de repuestos pongan el conjunto de la polea anterior en el nuevo.
  9. Revierte el proceso para instalar el nuevo alternador.
  10. Conecta los enchufes eléctricos y los cables en el nuevo alternador.
  11. Coloca el alternador en su lugar y empieza a enroscar los tornillos antiguos en la posición correcta.
  12. Coloca la polea del alternador de nuevo en su lugar, atornillándola.Asegúrate de revisar la alineación con la polea del tensor de la correa.
  13. Utiliza la herramienta de correa serpentina para obtener la holgura que necesita y pasa el cinturón de nuevo sobre la polea del alternador.Después, la herramienta de liberación, poniendo tensión en la correa.
  14. Vuelve a conectar el cable positivo de la batería.
  15. Enciende el automóvil y asegúrate de que el alternador esté cargando.

Fuente:http://es.wikihow.com/

¿Tienes dudas de si cambiar la correa de distribución de tu coche?

Imagen

La correa de distribución del coche es la encargada de asegurar la sincronización entre la fase de admisión de la mezcla aire-carburante (árbol de levas) y el movimiento de las válvulas con la rotación del cigüeñal y el movimiento de los pistones. En general, es un elemento del coche al que no solemos prestar mucha atención por su larga duración y descuidamos su mantenimiento. Sin embargo, es de vital importancia hacer un seguimiento de su estado y cambiarla como método de prevención, puesto que su rotura puede provocar graves consecuencias en el vehículo. Si no sabes cuándo se debe cambiar la correa de distribución del coche, en este artículo te damos las claves.

Instrucciones

  • Se pueden diferenciar tres tipos diferentes de distribución:
  1. Distribución por engranajes. Es el menos utilizado y no acostumbra a tener mantenimiento.
  2. Distribución por cadena. Algunos vehículos utilizan este sistema por cadena metálica porque no suele requerir sustitución, aunque puede cambiarse a partir de los 350.000 km.
  3. Distribución por correa dentada. Es el sistema más común y requiere de un seguimiento y mantenimiento para evitar su rotura.
 
  • Lo cierto es que no existe un intervalo de tiempo exacto para cambiar la correa de distribución puesto que no hay un límite de duración establecido. Para saber con exactitud cuándo debemos cambiar la correa de distribución deberemos consultar el manual de nuestro de vehículo, ya que cada marca tiene estipulados un número de kilómetros aproximados a los que debe realizarse el cambio de la correa.

  • No obstante, hay una norma general que determina que la correa de distribución deberá cambiarse entre los 100.000 y 120.000 kilómetros recorridos, aunque esto puede variar en función de lo dicho en el paso anterior. Para mayor seguridad, es recomendable cambiarla 5.000 o incluso 10.000 kilómetros antes de lo estipulado por la marca del vehículo.

  • No realizar un mantenimiento de la correa de distribución puede suponer una rotura de la misma. ¿Qué ocurre cuando la correa de distribución se rompe? Que se produce una parada del motor y daños irreversibles en la parte superior del motor. Los pistones llegan a tocar las válvulas dando como resultado válvulas dobladas, árbol de levas torcido, parte superior de los pistones dañada, bielas dobladas, etc.

 

  • El coste de reparación por rotura de la correa de distribución es mucho más costoso que el de remplazamiento. Por esto y los daños que puede ocasionar en nuestro coche, es fundamental llevar un mantenimiento de la correa de distribución y cambiarla antes de que se rompa.

Fuente: http://motor.uncomo.com/

 

¿Tienes pensado cambiar los filtros del coche?

Es importante que sepas cómo cambiar los filtros de tu coche tú mismo. El filtro de aire y de combustible se sustituyen en cada revisión marcada por el libro de mantenimiento, pero si circulas por pistas forestales o caminos de tierra, conviene que revises el de aire antes de la fecha.

Aunque a muchos conductores se les olvide, conviene revisar periódicamente los filtros de tu coche para asegurarse de su perfecto funcionamiento. Generalmente, los filtros del coche se sustituyen en cada revisión marcada por el libro de mantenimiento, aunque la periodicidad varía según las condiciones y zona de uso del coche. Por otro lado, también es importante que compruebes los filtros del polen.

A continuación te explicamos cómo cambiar los filtros del aire y de combustible de tu coche. Sustituye el de combustible el último, para que pierda presión.

1. Solicita los filtros del coche en Pámpanas

Antes de cambiar los filtros de tu coche conviene que te pases por allí con la ficha técnica y con dos días de antelación si es posible (a veces existen dos filtros diferentes para un mismo modelo de un mismo año). De paso, no te olvides de pedir también la pistola de aire que necesitarás después para soplar el hueco del filtro de aire.

 

2. Quita la tapa del filtro del aire

Ponte los guantes y ya no te los quites hasta el final. Abre el capó y localiza el filtro de aire del coche. Según el modelo, está situado en la boca de salida de la inyección o de la carburación, por lo que te recomiendo que preguntes a un asesor. Desmonta la 
tapa y saca el filtro.

3. Coloca el filtro de aire nuevo

En primer lugar, enchufa la pistola recogida en el almacén a la manguera de aire del box -consulta a un asesor si no la encuentras-, y sopla la caja donde va alojado el filtro para limpiarla. Ten en cuenta dos medidas de seguridad: primero, ponte las gafas de plástico protectoras durante este paso; y segundo, evita que la corriente vaya al caudalímetro, ya que cuenta con varillas sensibles.

Ahora, introduce el filtro de aire nuevo: su goma exterior (en la foto, de color rojizo) debe apoyar bien en la superficie exterior del hueco donde va ubicado.

4. Pon la tapa del filtro del aire

Para que el cambio del filtro de aire del coche quede finalizada, sólo te 
queda volver a poner la tapa en su carcasa. Debes tener la precaución de que todo el exterior de la tapa quede correctamente cerrado y aislado. Puedes consultar gratis a un asesor.

5. Filtro del habitáculo: desmonta el torpedo

Es el turno del filtro del polen o del habitáculo. Bajo el capó y a la altura inferior de la luna delantera tienes un torpedo protector de la zona que acoge este filtro. Dicha tapa protectora lleva acoplada una goma aislante. Quita las dos, fijándote bien si va atornillada o grapada para saber después cómo volver a montarla. Puedes preguntar  a un asesor si no lo tienes claro.

6. Extrae el filtro viejo del habitáculo

 

 

Lo primero, lee las instrucciones que vienen en la caja.

 

 

Acto seguido, retira el filtro viejo de su soporte. Evita soplar para que no entre suciedad en el circuito de aire acondicionado y después vibre en funcionamiento.

 

 

7. Coloca el filtro del polen nuevo

Mientras sacas el filtro sucio es muy importante que te hayas fijado en cómo va anclado, para saber ahora cómo colocar el nuevo dentro de su soporte, que es diferente en cada modelo. Debe quedar emplazado fijo, sin oscilaciones.

 

8. Cierra el torpedo y las grapas

 

Ahora, coloca el torpedo en la misma posición y aprieta los tornillos ( o grapas, en el caso de este práctico, con un VW Golf). A la hora de dejar listos los protectores, pon primero el torpedo y después la goma  aislante.

 

 

9. Filtro de combustible

 

Para el cambio del filtro de combustible (de gasolina, en este práctico), solicita ayuda.

 

 

Cuando llegue el asesor, subid el elevador: hay que quitar el freno de mano y calzar el coche con tacos por motivos de seguridad.

 

 

10. Quita el tubo del filtro del combustible

 

 

 

La primera tarea es desmontar el tubo protector que rodea al filtro. Ponte las gafas protectoras y ten cuidado con la presión del filtro, ya que contiene combustible. Tapona la manguera de salida del depósito: el combustible avanzará en caída libre.

 

 

11. Quita las tuercas del soporte del filtro

 

 

Es el momento de desmontar completamente el soporte del filtro, que va unido al chasis. Es una operación delicada que no debes realizar por ti mismo, si es la primera vez. En cualquier caso, la clave está en revisar si hay bridas que “abracen” el soporte, y si éstas son de aflojar y apretar, o si hay que sustituirlas después (al montarlo) por otras nuevas. Si lo haces solo, consulta con qué herramientas.

 

12. Pon el filtro de combustible

Lo más importante en este paso es fijarse en que la flecha dibujada en el filtro de combustible marque la dirección en la que el combustible viaja de su depósito al motor. Colócalo en su soporte. Introduce la abrazadera en el manguito y después vuelve a situarlo en su posición inicial en el chasis. No son necesarias las gafas, porque el filtro nuevo no contiene combustible.

 

13. Coca el tubo del filtro de combustible

 

 

Ten en cuenta que, durante todo el proceso para cambiar el filtro de combustible, la ayuda cobrada por el asesor termina cuando tú lo digas (puedes hacerlo tú mismo si te ves capacitado). El último paso es colocar el tubo del filtro; para ello, sitúalo en su posición original y aprieta las abrazaderas con la llave correspondiente. Cuando la operación está terminada, baja el elevador y pon el contacto varias veces para que se cargue el filtro. A continuación, arranca el coche, sube el elevador y comprueba -mejor con el asesor- que no tiene fugas. En caso negativo, el cambio de filtros está terminado.

Fuente:http://www.autobild.es/