Archivo de la etiqueta: airbag

¿Airbags que salen del techo? ¡Sigue leyendo!

Citroen oferta en su nuevo modelo C4 Cactus, producido en exclusiva para todo el mundo en la planta de PSA en Madrid, un airbag de techo como recurso de ganancia de espacio para el pasajero de la fila delantera.

 

La filial española de Citroen, la marca francesa del Grupo PSA, informa de que esta innovación, bajo la denominación Airbag in Roof, se ha desarrollado en colaboración con la empresa estadounidense TRW Automotive, con el objetivo de liberar espacio en el salpicadero.

Todos los componentes del airbag del pasajero, como el cojín de aire, el generador de gas o el canal de difusión de gas, se han desplazado al techo, por lo que el cojín se despliega frente al ocupante de ese asiento a lo largo del parabrisas y no desde el salpicadero.

Citroen C4 Cactus airbag techo

Este dispositivo de seguridad se acompaña de un referente externo del Citroen C4 Cactus como los“airbump” o protectores laterales de las puertas delantera y trasera, en piel sintética dura sobre una cámara de aire, que se presentan como un eficaz remedio contra las rozaduras o golpes.

Citroen C4 Cactus "airbump"

Como novedad referida también al salpicadero del Citroen C4 Cactus, se han suprimido los botones en favor de una pantalla táctil de 7 pulgadas que agrupa todas las funciones (climatización, sonido, navegación, ordenador de a bordo, teléfono, servicios conectados y ayudas a la conducción).

Al mismo tiempo, se ha procedido a reemplazar el cuadro de instrumentos tradicional por una pantalla digital.

En las versiones con caja de cambios pilotada ETG, la palanca de cambios tradicional desaparece en favor del sistema “Easy Push”, un mando que integra un pulsador de selección “D, N, R” en la parte baja del cuadro de instrumentos y de levas en el volante para cambiar las marchas de forma manual.

Fuente: http://noticias.motorflash.com/

 

#Consejos para el #Airbag: lo que se aconseja y lo que no se aconseja hacer

Imagen

El airbag es un dispositivo de seguridad pasiva que hoy en día equipan todos los vehículos y que puede salvar muchas vidas. Sin embargo, si no lo sabemos utilizar correctamente, también puede ocasionar lesiones importantes.

Gracias al airbag, podemos evitar el impacto de los ocupantes del vehículo contra el salpicadero, volante u otras partes del habitáculo, reduciendo el riesgo de sufrir lesiones.

Para que el airbag cumpla su función, debe estar en perfectas condiciones y también debemos usarlo de forma correcta. Por ejemplo, en caso de encenderse en el cuadro la luz correspondiente del airbag, debemos revisar inmediatamente el sistema.

En este caso, el airbag puede sufrir algún fallo, no actuando cuando lo necesitamos en un accidente o incluso disparándose cuando circulamos normalmente.

También es muy importante revisar si el airbag se encuentra conectado o no ya que, en caso de sufrir un accidente, los peritos de la compañía de seguros pueden comprobar si se encontraba desconectado, lo que podría ser una negligencia.

En caso de que en el asiento delantero viaje un bebé con su silla correspondiente, es muy importante desconectar el airbag situado en su lado. En caso de accidente, el bebé puede sufrir más daños en caso de que se le dispare el airbag.

Si habitualmente conducimos con gafas, el impacto de nuestra cara con el airbag puede ocasionarnos lesiones en los ojos. El motivo es que algunos cristales rompen en mil pedazos, pudiendo entrar en los ojos.

No nos podemos olvidar de las mujeres embarazadas. En este caso, deben echar el asiento hacia atrás lo máximo posible. En caso de ser las conductoras del coche, también deben echar el asiento lo máximo posible hacia atrás, permitiéndoles conducir de una forma cómoda y no forzada.

Por último, un consejo para todos, es que debemos usar siempre el cinturón de seguridad, ya que es un complemento del airbag y la combinación de los dos nos puede salvar de un accidente.

Fuente: http://www.tallervirtual.com/

¿Qué son los sistemas de seguridad pasiva?

Los automóviles están plagados de sistemas de seguridad que buscan disminuir el número de accidentes y el daño que sufren los accidentados. Estos sistemas de seguridad se dividen en dos, los sistemas de seguridad activa y pasiva. Estos últimos buscan minimizar el daño a los ocupantes y peatones una vez se ha producido un accidente, mientras que los primeros intentan conseguir que el accidente no se produzca.

Los sistemas de seguridad más comunes son los airbag, el cinturón de seguridad e incluso las sillitas de los bebés, pero la innovación y la tecnología hacen que cada vez haya más extras que reduzcan el daño cuando se produce un accidente de tráfico. Como explican desde Honda, los sistemas de seguridad pasivos son aquellos dispositivos “cuya finalidad es evitar lesiones graves o mortales en los ocupantes del vehículo una vez que el accidente no ha podido ser evitado.”

Cinturón de seguridad

El pasado año se cumplieron 50 años del uso del cinturón de seguridad, el método de seguridad pasiva más extendido y, por ejemplo en nuestro país, absolutamente obligatorio. Exactamente el 13 de agosto de 1959, salía a la venta al Volvo PV544 que incorporaba por primera vez el cinturón de seguridad de tres puntos de anclaje. Desde entonces, miles de personas han salvado la vida en accidentes de tráfico. Como explican desde la DGT, “el cinturón de seguridad reduce un 45% las muertes por accidente”.

El cinturón empezó a utilizarse en los años cincuenta y desde entonces ¿no ha variado nada su forma y su tecnología? La verdad es que no. Por el propio diseño de los automóviles es difícil crear otro tipo de cinturones de seguridad con un cuarto punto de anclaje, como ocurre en los coches de competición. La mejoría sería notable, pues el cuerpo, durante una colisión, se movería mucho menos, reduciendo las probabilidades de que el conductor o sus pasajeros sufrieran lesiones.

Airbag, el ángel de la guarda

El airbag es otro de los elementos fundamentales en la seguridad al volante. Estas bolsas escondidas bajo los embellecedores del coche (salpicadero, volante, puerta, etc.) han salvado la vida a muchas personas. Cuando se produce un accidente, en cuestión de milisegundos se hinchan para amortiguar los golpes que pueden sufrir los ocupantes del habitáculo. Se utilizó por primera vez en 1981 y desde entonces, la tendencia en la industria automovilística ha sido aumentar el número de airbags por vehículo, añadiéndo el airbag de pasajero, laterales, etc.

 

Pero además de los airbags y los cinturones de seguridad, otros muchos elementos del vehículo velan por la seguridad de sus ocupantes. Es el caso de la propia estructura del coche, con zonas especialmente diseñadas para que no se deformen en caso de accidente pudiendo aplastar a sus ocupantes. O los propios reposacabezas, un elemento clave para evitar lesiones cervicales.

En este último aspecto, por ejemplo, desde Fiat han lanzado una innovación basada en la movilidad del propio reposacabezas. Algunos de sus vehículos incorporan un dispositivo que, en caso de colisión,acerca los reposacabezas al conductor y sus ocupantes atenuando el latigazo de rebote que se produce. Otras marcas como BMW también incluyen este tipo de tecnologías. En el caso de la marca alemana, explican, “controlados por la electrónica de seguridad, estos reposacabezas garantizan que en el caso de colisión por alcance, la sección frontal del reposacabezas se desplace hacia adelante hasta 60 milímetros, y hacia arriba hasta 40 milímetros, en fracciones de segundo”.

Fuente: http://www.muyinteresante.es