Consejos para limpiar tu coche

Lavar el coche puede parecer una tarea fácil y rápida, pero si quieres hacerlo bien y a fondo, aquí tienes diez consejos para limpiar el coche y que este luzca mejor que nunca. ¡No seas perezoso y ponte a ello! Tu coche te lo agradecerá…

Limpieza coche

Lo principal es seguir un método al limpiar tu coche:

1. Empezamos por el exterior

Para acometer una limpieza del exterior en profundidad de tu vehículo, lo mejor es que primero repases la carrocería en busca de daños. Hay un producto específico para cada tipo de mancha persistente (excrementos, resina o insectos espachurrados), úsalo siguiendo las instrucciones de aplicación. Si encuentras arañazos, consigue un lápiz del mismo color que el coche y aplícalo tras lavar y secar la zona. Para obtener un resultado profesional, pule después toda la carrocería, de esta manera además eliminarás la mayor parte de esos microsurcos que solo son visibles cuando miras a pocos centímetros.

2. Maletero

maleterolimpieza

Saca las cadenas, el paraguas y todos aquellos objetos acumulados y que no vayas a necesitar en la época del año que realices la limpieza (rasqueta…). A continuación, pasa el aspirador (si no tienes uno a mano, acude a una gasolinera): retira la moqueta, la rueda de repuesto y las herramientas para eliminar fácilmente la suciedad que se ha ido acumulando en todos los rincones. Aprovecha la ocasión para realizar una revisión: ¿tiene la rueda de repuesto la presión adecuada? ¿Falta alguna herramienta? ¿Se encuentran todas en perfecto estado? Puedes aprovechar para dejar las herramientas relucientes.

3. Salpicadero e interiores

limpieza-salpicadero-650x337Le toca el turno al habitáculo del coche. Empieza limpiando las plazas traseras: pasa el aspirador por la bandeja portaobjetos y los asientos. Si puedes plegarlos o abatir el respaldo, introduce el tubo del aspirador dentro de todas las ranuras y pliegues. No olvides los compartimentos portaobjetos de los lados ni las bolsas de los asientos (ten cuidado al meter el tubo para no rasgar la tela o deformarla). Si quieres conseguir un resultado profesional en el interior, necesitarás algo más que una aspiradora doméstica. Con una máquina de inyección-presión -se alquilan por horas-, podrás extraer el polvo hundido en las zonas más profundas e inaccesibles de la tapicería.

Quita las alfombrillas del suelo y aspíralas a fondo: si son de goma, dales un manguerazo a presión. Si tienen manchas grandes, utiliza un producto especial para la limpieza de alfombras: aplícalo sobre la mancha y déjalo actuar una o dos horas. Después, acláralo y deja que se seque. Lleva su tiempo, pero merece la pena. Mientras tanto, aprovecha para terminar de limpiar el coche.

Aplica un limpiador de plásticos en un paño y repasa la parte posterior del espejo retrovisor interior y los asideros del techo. Pasa con suavidad el cepillo de dientes por los elevalunas eléctricos y por las ranuras de las gomas de los pedales. Elimina la suciedad acumulada en el anclaje de los cinturones de seguridad y en la parte inferior del freno de mano. Para terminar, limpia las ventanillas con ayuda de un limpiacristales y una gamuza de cuero: frota rápido y con fuerza para que no queden huellas.

Para limpiar el salpicadero del vehículo puedes utilizar productos específicos, pero antes de nada, hay que leer las instrucciones y además de ello, el manual del vehículo. Ciertos productos no son compatibles con determinados tipos de materiales de los salpicaderos o interiores (paneles de las puertas…).

4. Neumáticos y llantas

tratamientollantasscdLas llantas pueden acumular mucha suciedad con el paso del tiempo. Para eliminarla, lo mejor es limpiarlas a fondo con la manguera a presión. Asegúrate de eliminar toda la carbonilla que desprenden los frenos. Aplícale un producto específico limpia-llantas, deja actuar el tiempo que recomiende el fabricante y acláralo de nuevo con la manguera a presión. Los hay de muchas marcas y su precio parte alrededor de los tres euros. Una vez bien limpias puedes usar un sellador de llantas, que creará una película protectora sobre la llanta que mantendrá más tiempo la llanta limpia y nos facilitará la limpieza en el futuro.

También puedes usar un producto específico para dejar los neumáticos brillantes a mas no poder. Ya de paso puedes medir la presión del neumático y medir la profundidad del dibujo. Para medir la presión, mejor usa un manómetro del que te puedas fiar. Los medidores de las gasolineras pueden valer para una emergencia, pero más del 70% de estos equipos no son fiables. Si puedes, cómprate uno para comprobar la presión de los neumáticos, al menos, una vez al mes. El dibujo de tus neumáticos es fundamental para que el agarre no disminuya. Si miden menos de 1,6 mm no podrás circular con ellos.

Esperamos que os sea útil. La limpieza de un coche no se hace en 10 minutos, hay que echarle un poco de tiempo pero realmente merece la pena.

Fuente: elaboración propia @23MarioMD

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s