La falta de limpieza del motor puede provocar serias averías. Aquí tienes como limpiarlo

Imagen

La limpieza del motor de nuestro coche es una tarea de mantenimiento que debemos realizar cada dos años si el uso principal del vehículo es por ciudad, o bien con frecuencia anual en el caso de que circulemos a menudo por zonas de montaña, ya que hay más posibilidades de que se introduzcan elementos como hojas, barro o tierra.

El exceso de polvo en el motor puede provocar que se tapone el radiador y posteriores problemas de refrigeración. Un motor sucio, además, tendrá más obstáculos para disipar el calor, con lo que su funcionamiento general no será el óptimo. En Pámpanas te explicamos paso a paso cómo limpiar el motor del coche.

Instrucciones

  1. Tanto si optamos por limpiar el motor del coche con un cepillo simplemente, como si preferimos usar agua a presión -algo casi imprescindible si llevamos el vehículo a menudo por caminos de tierra- el motor debe estar en frío.
  2. En el caso de que el coche no esté muy sucio, bastará que usemos una brocha o un cepillo para retirar el exceso de polvo. Además, podemos rociar el motor con alguno de los múltiples productos que encontraremos en tiendas especializadas para efectuar la limpieza en seco. Con una gamuza, podemos aplicar más fuerza en las zonas en las que no haya bastado con la acción del cepillo o de la brocha.
  3. La alternativa para los motores que estén más sucios es la limpieza con agua a presión, aunque no todos los coches lo admiten, por lo que deberemos consultar previamente el manual de nuestro automóvil.
  4. Cuando hayamos confirmado que podemos lavar el motor del coche con agua a presión, hemos de tapar el alternador y otras partes eléctricas con plásticos sujetos con cinta adhesiva.
  5. Con el coche en frío, aplicamos el agua a presión sobre el motor, evitando aquellas partes eléctricas tapadas por los plásticos y centrándonos en las zonas que detectemos que presentan más suciedades.
  6. Una vez aplicada el agua, ya podemos encender el motor y lo dejaremos a ralentí (número mínimo de revoluciones) durante unos minutos para que el calor nos ayude a secar la zona por completo antes de iniciar la marcha.
Qué puedes necesitar
 
  • Brocha
  • Cepillo
  • Producto de limpieza en seco
  • Gamuza
  • Pistola de agua a presión
  • Bolsas
  • Cinta adhesiva

Fuente: http://motor.uncomo.com/

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s