¿Qué tengo que revisar en mi coche antes de salir de viaje?

Antes de viajar es clave revisar los frenos, el estado de los neumáticos, el tubo de escape y los amortiguadores.

viaje_auto_brasil

Recomendaciones para la seguridad centrándonos en cuatro partes esenciales del vehículo a revisar.

Sistema de frenado: Cada frenazo provoca inevitablemente el desgaste de las piezas de fricción: pastillas, zapatas, etc. Por eso es recomendable controlar el estado de las pastillas de freno cada 10.000 kilómetros. Los principales síntomas de frenos en mal estado son: variación de la trayectoria al frenar, el recorrido del pedal varía, falta de potencia y precisión al frenar o encendido del testigo de frenos. Los discos de freno deben comprobarse cada vez que se cambien las pastillas y sustituirse cuando el disco esté ovalado, oxidado, arañado, presenta un reborde o el espesor es inferior al habitual. Además, periódicamente debe comprobarse el líquido de frenos y sustituirlo cuando el punto de ebullición es inferior a 165º

C. Neumáticos:Unos neumáticos en buen estado garantizan un buen agarre a la carretera y aumentan la seguridad y el confort del vehículo. Es necesario revisar la presión de los neumáticos periódicamente y sustituirlos cuando la profundidad del dibujo de la goma sea inferior a 1,6 milímetros o sufra deformaciones, golpes o desgaste irregular. Una mala alineación de las ruedas afecta al desgaste de los neumáticos y a otros elementos de la dirección y la suspensión del coche, por lo que debe comprobarse el mantenimiento de los elementos de suspensión cada 20.000 kilómetros.

Tubos de escape: Un tubo de escape en mal estado provoca un mayor consumo además de sobrepasar los límites acústicos legales. A su vez, existe peligro de somnolencia al penetrar gases tóxicos en el interior del vehículo. Debe cambiarse cuando se aprecie una sonoridad anormal, presente agujeros o haya un consumo irregular. Amortiguadores Finalmente, es recomendable realizar una verificación del estado de los amortiguadores cada 20.00 kilómetros. Si el vehículo derrapa en los virajes, tiende a hundir la parte delantera en la frenada, tiene una mayor sensibilidad a los vientos laterales o los neumáticos están desgastados irregularmente son síntomas de desgaste de los amortiguadores.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s